Política

A Bolaños le quedan 24 horas

* Rogó por una mejor suerte al nuevo Presidente * Otra vez habla de la famosa “mesa servida” * Wilfredo Navarro lo despide con el hígado

Tras el último mensaje a la nación dirigido por el presidente Bolaños, las reacciones fueron diversas. Así, el vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, lo llamó traidor, mentiroso y una persona de doble moral.
Navarro dijo que Bolaños critica la corrupción de su antecesor, Arnoldo Alemán, y concluye su Administración con varios escándalos de la misma índole, los cuales han sido publicados por EL NUEVO DIARIO; entre ellos se encuentra el del Ministerio Transporte e Infraestructura (MTI), con los casos de las Carretera Chinandega-El Guasaule y Ticuantepe-Granada, respectivamente.

Comunidad internacional complacida
Para Jürg Benz, Director Residente para América Central de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude), el mandatario saliente deja en orden las finanzas públicas, pero dijo que “la debilidad” de Nicaragua continúa siendo la “falta de independencia” de algunos poderes e instituciones del Estado, entre ellas, la Corte Suprema de Justicia y la Contraloría General de la República.
Benz elogió los esfuerzos de Bolaños por dejar un país más confiable a nivel internacional, en cuanto a inversión se refiere. “La economía ha avanzado; hay oportunidad de firmar acuerdos comerciales con Europa, ha mejorado las finanzas públicas y hay más transparencia”, expresó Benz.
El funcionario suizo también destacó el incremento en las recaudaciones tributarias que deja el gobierno saliente.

La famosa “mesa servida”
Horas antes, el presidente Enrique Bolaños aseguró que deja la mesa servida y las arcas llenas para que su sucesor, Daniel Ortega, pueda servirle mejor al pueblo en su lucha contra la pobreza. Sin embargo, lamentó que no pudo hacer todo lo que se había propuesto debido a los obstáculos que le puso la oposición.
No obstante, el mandatario, en su último mensaje a la nación, agradeció la ayuda y solidaridad política de la bancada Azul y Blanco, reconoció en la bancada del FSLN su disposición al final de la crisis política, de votar con el Ejecutivo en la aprobación de varias leyes y que en ocasiones, el PLC también hizo lo mismo.
Dijo que nunca doblegó sus principios ante los propósitos de la oposición y de las circunstancias. En ese sentido afirmó que solamente tomó acciones en beneficio del pueblo, “acciones que no coincidieron con los intereses personales y partidarios de algunos miembros de otras instituciones del Estado”.
Bolaños pidió disculpas a quienes sientan que les hizo daño, “pero nunca fue mi intención”.
En su discurso y ante la presencia del gabinete en pleno, de jefes de Policía y del Ejército, así como del cuerpo diplomático, el Jefe de Estado pidió a las nuevas autoridades y a la Asamblea Nacional estar a favor de las reformas que hagan más neutrales la Justicia, la Contraloría, el Ministerio Público y el sistema electoral.
“Las fuerzas políticas afines a mi pensamiento deben apartar los obstáculos que impiden la unidad, y buscar únicamente el beneficio de la nación, en esto debemos participar todos”, dijo en aparente alusión a la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).

Su valoración
Según Bolaños, la actuación de su Administración fue honesta, transparente y con firmeza. “Como pueblo damos el ejemplo de respeto a la voluntad popular y de patriotismo al entregar el poder con la mesa servida, el camino allanado, las arcas llenas y deseándole al nuevo presidente lo mejor de su gestión, porque lo mejor para todos, es que le vaya bien en su gestión”.
En su intervención de despedida, Bolaños informó que en los últimos cinco años creó más de 300 mil empleos productivos, el Plan Nacional de Desarrollo, deja las exportaciones más altas de la historia, una deuda externa reducida al mínimo, el TLC con Estados Unidos y Centroamérica y las bases para la firma de un acuerdo de asociación con la Unión Europea.
No pasó por alto que en los momentos de crisis institucional, tuvo el apoyo de los pueblos y gobiernos del área y, por supuesto, el apoyo de los nicaragüenses. Dijo que ahora el servicio público desde el Ejecutivo es transparente, aunque no es una conquista irreversible, por eso hay que seguir luchando para preservarla.