Política

“Sentamos respeto, moral, y la lucha sigue”

* Rosario Murillo prohibió sus canciones, pero éstas se cantan con más fuerza en los barrios por donde ellos pasan * “Nuestra frase en el himno definiendo al imperialismo seguirá vigente mientras los EU sigan ocupando Irak, opriman pueblos y mantengan su injerencismo”, expresa el famoso cantautor * La carta a Ortega, una obligada respuesta al sentirse agredido cuando gente del FSLN difundía que sería “el Talavera del MRS”

William Briones

Como lo ha hecho en casi toda su vida, Carlos Arturo Mejía Godoy ha sacado provecho artístico a su incursión en la vida política. Unas 18 canciones compuestas mientras alterna música y proselitismo, dan fe de esa habilidad.
De hecho, un anciano matagalpino de nombre Casimiro, inspiró una canción que verá la luz pública en los próximos meses, además que estrenará “La misa de la alegría” el próximo 28 de noviembre.
El cantautor de 63 años de edad, metido a político por cosas del destino, ante el repentino fallecimiento del aspirante presidencial Herty Lewites, dice haber perdido 30 libras de peso. A cambio, pudo recorrer toda Nicaragua por quinta ocasión.
El candidato a la Vicepresidencia de la República por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), dice no arrepentirse de la decisión. Como todos los aspirantes, confía que ganarán estas elecciones en primera vuelta.
Recién nominado hablamos de sus proyecciones en la campaña electoral. Valoremos ahora su incursión en la contienda que está por finalizar.
Ha sido una experiencia apasionante, frenética, contra el tiempo. Me parece que fue ayer que murió Herty Lewites. Nunca he sentido que he aprovechado tanto el tiempo, como en estos días. He cumplido mi agenda de actividades políticas, y he sobrepasado las expectativas de mi agenda artística.
Me parece mentira que en estos días he visitado tantos pueblos y tanta gente. He tenido conciertos exitosos, ha sido algo muy especial. Logré hacerlo a pesar de la operación de piedras en el riñón en estos días.
Logré detectar algo que me satisface: tengo el cariño de la gente. No he tenido un solo rechazo de niños, jóvenes, viejos, adultos, obreros, campesinos, en el campo y la ciudad. No he visto un solo gesto de grosería. Descubrí que cuento con el respeto del pueblo. Para mí, eso es más importante que el mismo voto. Estoy satisfecho con los réditos políticos de esta experiencia.
“No he traicionado mis principios”
Usted es uno de los pocos candidatos a quienes no le sacaron las mantillas al sol. ¿Diría que no tiene ropa sucia?
Soy humano y he cometido errores en mi vida, pero afortunadamente no he traicionado mis principios. Me siento limpio porque no me enriquecí mientras estuve en el gobierno sandinista.
Soy luchador. El gallopinto me lo gano trabajando, no la debo ni la temo. No uso arma y me muevo con tranquilidad, eso ha generado una comunicación diáfana con los sectores populares.
¿Cómo observó la contienda que desarrollaron sus adversarios?
No he tenido problemas con ellos. No me han atacado ni he tenido que confrontarme. Lo único que hice fue un carta que le mandé a Daniel Ortega, porque me sentí agredido. No me gusta haber tenido que utilizar ese lenguaje, pero me sentí agredido moralmente, cuando empezaron a decir que me estaban preparando en el (Salvador) Talavera del MRS.
Su repentina operación despertó suspicacias, máxime que de previo se especuló sobre un posible retorno al FSLN.
Hasta se especuló brujerías y esas cosas, pero al que anda por buen camino Dios le ayuda, y he logrado salir más rápido de lo que imaginaba de este percance de salud. Aquí estoy, alegre y laborioso.
¿En algún momento pensó abandonar la contienda?
En ningún momento. Al contrario, a pesar del cansancio, porque tengo una hernia discal que me impide caminar todo lo que quisiera, me siento más contento que nunca, y espero asumir esta ronda final con el mismo entusiasmo positivo que empecé. Te cuento que he bajado 30 libras de peso.
¿Nunca pensó en la posibilidad de regresar al FSLN?
Nunca. Tal vez, en la medida que fui desarrollando mi agenda en la campaña, fui desarrollando la decisión que debía asumir. A pesar de que tenía nostalgia, como ocurre cuando ves el Museo de la Alfabetización, que se te mueve algo por dentro, porque sos parte de eso.
Jamás me voy a arrepentir de mis raíces, al contrario, siempre voy a vivir el estímulo que me da la gente. Estoy aquí no por ambiciones personales, sino porque pienso que puedo ser útil. Afortunadamente tuve el respaldo de mi familia, especialmente de mis hijos, que simpatizaban con Herty.
Me fui del FSLN pero tengo muchos hermanos en el sandinismo, a eso se debe que nadie me diga traidor ni Judas. Algunos me preguntan cuándo nos vamos a unir, y les digo que va a ocurrir cuando desaparezcan los ladrones, sinvergüenzas y pactisas que le han hecho daño al FSLN.
Experiencia gratificante
Pero a pesar de la figura y legado de Herty, la fórmula presidencial del MRS no logró pasar del tercero o cuarto lugar. ¿Qué faltó para ganar más simpatía?
Hicimos una lucha humana y técnica, dando a conocer la figura de Mundo Jarquín, que se había ido al exterior por razón del problema de salud de su hijo Tolentino.
Su retorno a la palestra política fue difícil, porque la generación de los 40 años atrás no sabe mucho de él, aunque empezó hace muchos años junto a Reinaldo Antonio Téfel y Pedro Joaquín Chamorro, sin embargo fue importante sacar adelante su nombre a través de la campaña del feo, que ha cuajado tanto.
Ha sido muy gratificante, porque he compartido con Mundo esta campaña. He logrado afirmar lo que siempre sospeché: es un hombre talentoso, digno y con enorme carisma.
Lo que más admiro en él es que hay una gran coherencia entre el discurso y su actitud. Ha preferido quemarse con un tema tan delicado como el aborto terapéutico, ha preferido perder votos que ponerse la piel del camaleón. Le rindo el charro, tiene toda la traza de un verdadero estadista.
De resultar en tercero o cuarto lugar en estas elecciones, ¿lo consideraría un fracaso personal?
Es una victoria moral para nosotros. No se nos pasa por la cabeza la posibilidad de una derrota, de hecho no lo tenemos considerado, más bien pensamos que se va a dar la gran sorpresa, y si no ganamos en primera vuelta, ganamos en segunda.
Ortega es ganador de encuestas y plazas, pero no gana en las elecciones.
Pero debieran prepararse para ese escenario o van a repetir el trauma de las elecciones de 1990.
Existe la posibilidad de un tropiezo, pero hay que echar los restos y los estamos echando.
¿Le moleta que el FSLN haya dejado de utilizar sus canciones durante esta campaña electoral?
Así lo quiso doña Rosario (Murillo), pero andate a los barrios y las movilizaciones, ahí cantan “No se me raje mi Compa”, “La tumba del guerrillero” y muchas más.
Es como “La Misa Campesina”, que la prohibieron y ha sido traducida a seis idiomas. Rompió los linderos de una religión y ahora la cantan los metodistas, luteranos y la iglesia ortodoxa griega, entre otras.

¿Volvería a intentarlo, o en esta ocasión cumplirá su anterior promesa de no meterse en política?
Dije que no me metería en política porque odio la politiquería, pero Herty me enseñó que se puede hacer política con honradez. Con su experiencia dentro y fuera del FSLN, fue un hombre honrado, trabajador y pragmático.
Cuando hombres con la estatura moral e intelectual de Mundo se aventuran a meterse en esta contienda, los respeto. Lo volvería a hacer según el contexto, sigo aclarando que no soy un político clásico, sino un artista obligado a participar en política.
Carlos y el antiimperialismo yanqui
¿Cree que la simpatía de Carlos Mejía ayudó a mantener al MRS en la contienda o por el contrario, el cantautor resultó afectado en su imagen?
Le agradezco a la Divina Providencia que me haya ayudado a recapacitar pase lo que pase. Triunfemos o no, es un triunfo moral para el MRS y Carlos Mejía.
¿De no pasar a la segunda vuelta, qué aconsejaría al MRS, en cuanto a respaldo a algún contendiente?
Hay que seguir luchando. La herencia de Herty no termina con las elecciones. La estatura moral de Herty es un acicate e incentivo para seguir trabajando a favor del pueblo.
¿Aconsejaría respaldar al FSLN en una segunda vuelta?
No lo aconsejaría, porque con su política de engaño y triquiñuela, compra de conciencia, no han sido consecuentes con los principios del sandinismo. ¿Para qué engañar a la gente?
A usted se le ha percibido siempre con un marcado antiimperialismo, que lo reflejó en el Himno del FSLN. Hace algunos meses tuvo “diferencias” con la administración estadounidense por la situación de su hijo y la guerra en Irak. ¿Eso ha cambiado?
En absoluto. Esa frase del himno está vigente mientras sigan en Irak, opriman a los pueblos de la tierra y mantengan la política injerencista. Tiene vigencia en la medida que mantengan su política externa.
¿Estuvo de acuerdo en que directivos del MRS sostuvieran encuentros con funcionarios estadounidenses, incluyendo alguien de tan ingrata recordación para los nicaragüenses como Jeane Kirpatrick?
No conozco reuniones oficiales del MRS. El último funcionario que vino fue Donald Rumsfeld, que se reunió unos minutos con Jarquín, pero no tocaron temas relacionados a la contienda electoral. Nosotros estamos seguros de nuestra dignidad y recursos coherentes. No tenemos por qué temer mientras sean conversaciones de respeto.
El Güegüense definirá elecciones
Como conocedor de la idiosincrasia del nicaragüense, ¿piensa que el cinco de noviembre se impondrá el Güegüense?
Va a salir a flote, a la claridad, porque el Güegüense está ahí, entre las hojas de chagüites, detrás de las Trinitarias. Por algo las máscaras siempre tienen flores en la cabeza. Siempre está ahí, como entre la neblina, y en cualquier momento aparece. Vas a ver que sale a relucir este cinco de noviembre.
Asumo que de no ganar estas elecciones, usted vuelve a lo suyo: la música. ¿Qué habrá ganado entonces Carlos Mejía Godoy, el compositor?
La experiencia de haber logrado uno de mis grandes sueños: recorrer toda Nicaragua.
Estuve en pocos lugares del Caribe pero recorrí casi todo el Pacífico. Es el quinto recorrido que hago: primero fue en los años 60; en los 70, después del terremoto; antes y después de la guerra; y después con el Clan de la Picardía (su programa de televisión). Ahora con el proceso electoral, detecté la magia y el amor entrañable del pueblo.
Sólo en la contienda electoral he escrito 18 canciones absolutamente nuevas. No he perdido el tiempo, aproveché todo instante con canciones y caricaturas.
¿Cuáles serán sus próximas producciones, herencia de la contienda?
Las canciones que siempre me inspira el pueblo en su caminar. Canciones amorosas, relacionadas con personajes que conocí y personajes de Nicaragua como “Oración de la Mesa”.
Preparo “Oración para Marilyn Monroe”, con la que espero dar una sorpresa, porque contiene ritmos extranjeros unidos al rock, pop, música gregoriana del medioevo y sinfónica.
¿Algún personaje en particular para una nueva canción?
En Esquipulas, Matagalpa, conocí a un viejito evangélico de 95 años de edad, que toca una Laud. Una cosa parecida a la Mandolina. Es el único laudista que conozco en Nicaragua, por eso me llamó la atención.
Viene una canción dedicada a este viejito que está perdiendo la vista y se llama Casimiro. También conocí a otras personas que son verdaderos arquetipos del nicaragüense. Ahí van a ir saliendo estas canciones.