Política

Desestiman alerta sobre violencia en comicios

Tras la alarma lanzada por el gobierno de EEUU sobre posibles actos violentos de cara a las elecciones, la policía dijo que los pronósticos "son que todo se va a desarrollar normalmente".

La Policía, el Ejército, autoridades electorales y políticas aseguraron este miércoles que no existen indicios de que se vayan a producir eventuales manifestaciones de violencia antes, durante o después de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre como alertó el martes Estados Unidos.
"No veo en este momento ninguna situación que pueda tornarse difícil o peligrosa el día de las elecciones", afirmó el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas.
Los organismos nacionales e internacionales de observación electoral tampoco han informado, en el trabajo de verificación preelectoral que realizan desde inicios de octubre, sobre alguna irregularidad que confirme la versión de Washington, agregó el alto funcionario.
Rivas reaccionó a un extraño comunicado emitido el martes por el Departamento de Estado de Estados Unidos en el que urge a sus ciudadanos en el país "estar vigilantes de su propia seguridad" ante posibles actos de violencia esporádicos de cara a las elecciones. La nota advierte que "el momento, el lugar y la intensidad de las protestas y las manifestaciones eran impredecibles", pero que las mismas "pueden producirse durantes las elecciones y los días posteriores".
Ejército sorprendido
La información tomó por sorpresa al Ejército, que tiene la misión, junto con la Policía, de garantizar la seguridad en los comicios con el apoyo de más de 8.000 soldados que se encuentran desplegados desde el lunes en todo el territorio.
"El proceso electoral se va desarrollando en un clima de tranquilidad, no conocemos que se vayan a realizar manifestaciones violentas en ninguna parte del país, por lo que consideramos que concluirán en un clima de paz", señaló el portavoz del Ejército, coronel Adolfo Zepeda.
La policía por su lado dijo que los pronósticos "son que todo se va a desarrollar normalmente", coincidió el vocero de la institución, comisionado mayor Alonso Sevilla.
La versión de los órganos de seguridad es respaldada por medios independientes de comunicación, que han observado de cerca la manera "ejemplar" con que se desarrolla esta campaña electoral, más allá de los accidentes de tránsito que registraron algunas caravanas partidarias o puñetazos que se producen entre simpatizantes rivales durante los mítines.
El ambiente en los centros urbanos es normal y en zonas montañosas donde antes operaban peligrosos grupos armados delincuenciales tampoco se han registrado hechos que llamen la atención de los cuerpos de inteligencia.
La alerta estadounidense ha levantado, sin embargo, temores en algunos círculos políticos y electorales locales que no descartan que la tranquilidad de las elecciones nicaragüenses sea empañada por alguna situación de inestabilidad fraguada desde el exterior.
"Pudiera ser que (Estados Unidos) ande preocupado de no gane su candidato (el ex canciller Eduardo Montealegre) y quieran crear interferencias en el proceso" desde afuera, manifestó uno de los magistrados del CSE, René Herrera.
Una encuesta divulgada el martes, ubicaba el candidato a la presidencia del opositor Frente Sandinista (FSLN, izquierda), el ex presidente Daniel Ortega (1979-90), adversario de Washington, con siete puntos de ventaja sobre su principal rival de la derecha, Montealegre.