Política

Encuesta divide al Cosep

* Director de Upanic y candidato PLC, Freddy Tórrez, reacciona airado * Conapro se declara neutral y guarda distancia

Esteban Solís

La cúpula empresarial del Cosep, a excepción de una de sus cámaras, cerró filas a favor del candidato de la ALN, Eduardo Montealegre, a pesar de que una votación simulada de 5 mil muestras efectuada en todo el país por la firma Cid-Gallup, lo ubica en segundo lugar, diez puntos por debajo del candidato del FSLN, Daniel Ortega, que recibió 32.5 de la intención de voto.
Antes de que las diez de las 11 cámaras del empresariado se pronunciaran oficialmente, el director de Upanic, Freddy Tórrez, abandonó abruptamente la sesión de trabajo para denunciar que la encuesta era maquillada, y que el empresariado salía dividido porque había tomado partido. Tórrez es candidato a diputado por el PLC.
La única cámara que se opuso, al declararse neutral, fue Conapro, la Asociación de Profesionales, que dejó sentada su posición a través de su vicepresidenta, Mayra Flores. La votación simulada se efectuó entre el 11 y el 17 de octubre.
Según la votación simulada, Montealegre recibió 21.1 por ciento, el candidato del PLC, José Rizo, 16.8, Edmundo Jarquín, del MRS, 11.8, y el candidato de Alternativa por el Cambio, Edén Pastora, 0.2 por ciento, y no respondió o fueron nulos un 17.8 por ciento.
El presidente del Cosep, Erving Krüger, informó que en agosto una encuesta contratada por la misma cúpula empresarial y que también hizo la Cid-Gallup, reflejó que Ortega tenía en ese entonces 29 por ciento, y en dos meses subió tres puntos. Montealegre baja dos puntos ahora en relación a agosto, mientras que Rizo subió 2.8 por ciento.
“Ya solamente nos queda un poco más de diez días y nos han dicho que Montealegre tiene suficiente margen de ventaja sobre el doctor Rizo, y en otras encuestas esa es la misma tendencia”, razonó el titular del Cosep.
Respaldo a Montealegre es oficial
Krüger no quiso comentar si era posible que Montealegre remontara esa desventaja señalando que esa era la posición oficial del Cosep, y desde ya adelantó que una serie de organizaciones ligadas a la cúpula empresarial trabajaría en función del voto a favor del candidato de la ALN.
Otro elemento que destacó Krüger es que la votación simulada cubrió el 54 por ciento del área rural y semi rural, y el nivel de abstencionismo rondó el 18 por ciento.
El director de Upanic tronó contra sus colegas señalando que el sector privado debe mantener el equilibrio y no inclinarse a favor de determinado candidato.
“Lo que veo es una posición política, yo no veo esa masividad a favor de Montealegre”, dijo visiblemente airado Tórrez, que también se lanzó contra el embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli, tras indicar que varios miembros del Cosep son asiduos visitantes de la Embajada y siguen las consignas que desde esa sede se dictan.
Krüger negó tal aseveración tras indicar que los empresarios se resisten a cualquier tipo de presión y que la única y verdadera presión que hay es la del empresariado.
Según el director de la Unión de Productores Agropecuarios, la encuesta no reflejó ninguna sorpresa porque todo fue “tramado con ventaja, premeditación y alevosía, esto es más de lo mismo de lo que hemos estado viendo con Montealegre”.
Por su parte, el presidente de Appen, una de las cámaras del Cosep, Enrique Zamora, dijo que Tórrez tiene varios meses de no hacer presencia en las oficinas de la cúpula empresarial y que lo actuado ante los medios de comunicación no fue más que un show.

Qué dice la CId-Gallup
De acuerdo al representante de Cid-Gallup, Fredd Denton, la votación simulada tiene un nivel de confianza del 99 por ciento, con un margen de error de dos puntos. “Éste es un estudio confiable, se aplicaron los estándares más altos de control de calidad”, indicó.
Dijo que en las regiones autónomas del Caribe se hicieron un poco más de 400 entrevistas. “Técnicamente la encuesta se denomina como una dispersidad de puntos muestrales” por el alcance de la misma y la cantidad de muestras.