Política

Votación simulada estremece al PLC


Esteban Solís

Los resultados de la votación simulada de la UCA, con el auspicio de EL NUEVO DIARIO, Canal 10 y la Cámara de Comercio cayeron como una pesada bomba en el PLC. Las primeras expresiones del candidato a la Presidencia por ese partido y sus aliados son más que elocuentes y llenas de dramatismo: Nicaragua y la democracia están en peligro, la unidad de todos los que creen en la democracia es fundamental.
Rizo y su fórmula, José Antonio Alvarado, convocaron de urgencia a todos los jefes de campaña y a su equipo inmediato de trabajo para analizar a la luz de los hechos y de las proyecciones lo que arrojó esa macroencuesta que da al candidato del FSLN, Daniel Ortega, una ventaja de 17 puntos (37.50 de preferencia, suficiente para ganar en primera vuelta) sobre Rizo, el del segundo lugar.
El candidato del PLC, que parece haber descartado totalmente una alianza con el aspirante de la ALN, Eduardo Montealegre, apeló a las bases liberales para derrotar al FSLN. Incluso dijo que los resultados del cinco de noviembre serán en el mismo orden en que la providencia los ha colocado en la boleta electoral.
Los liberales depositan sus esperanzas en que la votación simulada, que incluyó a más de 15 mil 300 electores, la más grande y representativa hecha hasta ahora, no tomó en cuenta un amplio espectro del sector rural, considerado un bastión del PLC. Es por eso que los estrategas de la campaña del doctor Rizo creen que en esa área el PLC puede sumar alrededor de medio millón de votos.
Rizo cree que a 16 días de las elecciones, los que están por la democracia, las bases del liberalismo, harán posible la unidad para derrotar al FSLN. Con ironía dijo que el presidente Enrique Bolaños, antes de preocuparse por una segunda vuelta, que no habrá, debería estar dedicado a conformar su comisión para entregar el poder.
El escenario deseado
“El seis de noviembre ustedes verán a Daniel Ortega saludando a la fórmula ganadora, a empresarios y al presidente de la República, reconociendo la victoria rotunda del liberalismo”, dijo con aires de triunfalismo el candidato del PLC.
El aspirante presidencial dijo una vez más que en la ALN hay una desbandada más que deserciones, porque los proyectos personales siempre fracasan y sobran los ejemplos, y porque esa “mazorca ya está
desgranada”.
Por su parte, el candidato a la Vicepresidencia, José Antonio Alvarado, responsabilizó directamente a Montealegre de una victoria de Daniel Ortega. “Que sepan que por el voto de alguien, por necedad, están planteando una propuesta bien frágil; puede ganar el sandinismo”, advirtió.
Culpan a ALN
Alvarado fue al grano: “Si el PLC no le gana al FSLN es por los votos de la ALN, así de sencillo, por eso los llamamos al patriotismo para que apoyen esta opción”.