Política

En la madrugada del 6 habrá nuevo presidente

* De la palabra del presidente Bolaños dependerá que no haya apagones

Esteban Solís

Después de la medianoche del cinco de noviembre, unas seis horas después de cerrados los centros de votación, los nicaragüenses podrían saber quién será su próximo presidente, toda vez que el Consejo Supremo Electoral (CSE) empiece a divulgar los primeros resultados preliminares de las elecciones nacionales.
El magistrado del CSE José Luis Villavicencio, dijo que la recepción de las actas de votación empieza a fluir con regularidad entre las 12 de la noche y las dos de la madrugada, período en el que ya se puede ofrecer a la población datos preliminares sobre los resultados de los comicios.
El doctor Villavicencio hizo la salvedad de que eso será posible si no falla la energía eléctrica. En ese sentido recordó que el Ejecutivo está en la obligación de garantizar el fluido energético.
Todo depende de la palabra del Ejecutivo
Consideró como una “gran suerte” el hecho de que la institución electoral cuente con un centro permanente de transmisión de resultados; tiene asegurada también una transmisión técnica proporcionada por Enitel y otra línea o red privada de la misma empresa por escáner y fax.
“El peligro, como todo mundo lo conoce, es que falle la energía eléctrica, y se lo hicimos saber al Presidente en su momento. El Ejecutivo es el responsable de que haya energía, porque si bien es cierto las elecciones las organiza y dirige el CSE, la Constitución y las leyes establecen que en materia electoral, cuando hay elecciones, todos los poderes deben subordinarse a la gestión electoral”, enfatizó.
Villavicencio aclaró que si el fluido eléctrico funciona al cien por ciento, como se comprometieron públicamente los generadores y distribuidores, así como el presidente Bolaños, después de las 12 de la noche, entre la una y las dos de la madrugada, “podemos tener más del 50 por ciento de las actas de votación”.
El 75 por ciento votará
Dijo que por el grueso de la calibración que se ha hecho, la experiencia de varias elecciones y las proyecciones estimadas para estos comicios, es que entre las diez y las doce de la noche empiezan a llegar las actas, y dos horas después el caudal es mayor y ya se pueden emitir resultados preliminares.
Extraoficialmente se sabe que alrededor de las dos de la madrugada los nicaragüenses podrían saber quién será el próximo presidente.
Otra nota que destacó el colegiado es que se espera, como en las últimas elecciones, una gran participación ciudadana. Según sus estimaciones, un 75 por ciento de la población en edad de votar acudirá a las urnas ese día.
Ilustró que la participación de los nicaragüenses, en donde el voto es voluntario, es mucho más amplia que países como Bolivia, Ecuador y Perú, en donde el voto es obligatorio y aun así, los niveles de abstencionismo superan el 40 por ciento.