Política

Centro Carter: No intervenir

* Recomienda no llegar a los excesos en materia de impugnaciones

William Briones

El Centro Carter recomendó ayer a los gobiernos de la región que no intervengan en los asuntos electorales de Nicaragua; a las autoridades del Poder Electoral que tomen las previsiones necesarias para que la transmisión de los resultados electorales transcurra sin contratiempo; y a los partidos políticos a evitar las impugnaciones infundadas de esos resultados.
Los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela han sido señalados de intervenir, directa e indirectamente, en las elecciones nicaragüenses a celebrarse el próximo cinco de noviembre.
Precisamente ayer, el secretario de Comercio estadounidense, Carlos Gutiérrez, llamó a los nicaragüenses a través de una videoconferencia a votar contra el candidato del Frente Sandinista, Daniel Ortega.
Mediante una declaración pública emitida ayer, el Centro Carter manifestó que los candidatos y partidos políticos se han comportado con espíritu cívico, lo que les hace suponer que éstas serán unas elecciones libres y justas.
La misión que encabeza Jaime Aparicio recordó que la recta final de toda campaña electoral “es el período más tenso y lleno de potenciales peligros, más aún cuando los resultados pueden ser estrechos”, por lo que exhortó a mantener el respeto a la integridad y honor de las personas durante los próximos 16 días de contienda.
Lamentan ataques personales
El Centro Carter lamentó que durante las últimas semanas se hayan producido ataques personales entre algunos contendientes, contrario al espíritu cívico mantenido hasta entonces.
Las recomendaciones se centran en temas torales como el clima de campaña electoral, entrega de documentos de votación, transmisión de votos, garantías a los partidos, impugnación responsable, respeto a la voluntad de los electores y proclamación de los legítimos ganadores.
“Urgimos la máxima atención de los Consejos Electorales Municipales y los observadores electorales a este tema, con el fin de facilitar la mayor entrega posible de documentos a los ciudadanos. Así se garantizará el derecho de votar y se evitarán sospechas de que una distribución sesgada de estos documentos esté empañando la legitimidad del proceso electoral en curso”, destaca.

Impugnaciones responsables
En cuanto a la transmisión de votos, proponen evaluar previamente flujos de personas y documentos para garantizar que los puntos de transmisión sean suficientes para procesar todas las actas de escrutinio dentro de plazos de tiempo razonables, para que no se creen “cuellos de botella”.
Anota que deben realizarse “impugnaciones responsables”, evitando los excesos “con el mero propósito de ganar ventaja política”, por lo que exhorta a los partidos en contienda a impulsar una buena capacitación de sus fiscales a fin de que ese recurso sea empleado debidamente.
En cuanto a la asignación de escaños en el Parlamento, propone que una vez concluido el conteo de los votos y resueltas las impugnaciones, los magistrados del CSE acuerden las reglas para asignar los escaños en Boaco, Madriz, Nueva Segovia, Rivas y Costa Caribe Norte, donde se elige solamente dos diputados por departamento, ante la ambigüedad de la Ley Electoral.