Política

Centro Carter pide a países no intervenir en elecciones

El organismo de observación electoral instó a los cinco candidatos a la Presidencia a "mantener el clima favorable en el último trecho de campaña.

El Centro Carter, que preside el ex mandatario estadounidense Jimmy Carter, pidió hoy a los países del continente "no intervenir" en la recta final de la campaña que culmina el 5 de noviembre con elecciones generales.
"Queremos reiterar nuestra exhortación a los gobiernos del hemisferio a no intervenir en los asuntos electorales de Nicaragua en estos delicados momentos", demandó ese organismo en un comunicado difundido hoy.
El Centro Carter, en su "Declaración Electoral", advirtió que la recta final de cualquier campaña es siempre el período más tenso y lleno de potenciales peligros, "más aun cuando los resultados puedan ser estrechos". En la misiva, el organismo de observación electoral instó a los cinco candidatos a la Presidencia a "mantener el clima favorable en el último trecho de campaña, corrigiendo los ataques personales que han surgido en las última semanas".
Las elecciones del 5 de noviembre la disputarán el liberal José Rizo, el sandinista Daniel Ortega, el liberal disidente Eduardo Montealegre, el ex guerrillero Edén Pastora -más conocido como "Comandante Cero"-, y el disidente sandinista Edmundo Jarquín.
El Centro Carter también urgió a autoridades electorales entregar documentos de votación "a cientos de miles de ciudadanos" para que puedan ejercer el sufragio. "Así se garantizará el derecho de votar y se evitarán sospechas de que una distribución sesgada de estos documentos esté empañando la legitimidad del proceso electoral en curso", anotó.
Ese organismo también dijo esperar que el proceso de transmisión de datos al Centro Nacional de Cómputos se realice sin contratiempos por lo que sugirió a las autoridades tomar "previsiones necesarias" para la transmisión de los resultados sin demoras ni aglomeraciones y en mayor orden posible. El Centro Carter pidió además a los partidos evitar impugnaciones "irresponsables" de los resultados en la mesa de votación.
También instó a los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) que, en caso que no sea posible conocer la voluntad de los electores a través del acta de escrutinio y sus copias, procedan a un recuento de los votos de las urnas.Además, recomendó al CSE decidir como interpretar las reglas para la asignación de escaños de los diputados ante la Asamblea Nacional, antes de los comicios.
En la declaración, ese organismo felicitó a las autoridades por sus aportes hasta la fecha, lo cual les hace suponer que el proceso electoral "podría cumplir con los estándares internacionales para una elección libre y justa". Un total de 3.665.141 nicaragüenses están convocados a las urnas el domingo 5 de noviembre para elegir un presidente y a un vicepresidente, 90 diputados nacionales y 20 diputados ante el Parlamento Centroamericanos (Parlacen).