Política

Bolaños: “PLC y FSLN refrendarán pacto”


Esteban Solís

El presidente Enrique Bolaños denunció ayer que las cúpulas del PLC y del FSLN intentan refrendar el pacto perverso para mantener sus cuotas de poder, sobre todo en la Asamblea Nacional.
“La lucha ha sido dura, corrupción y maquiavelismo en el uso y el reparto del poder en manos de dos partidos que hoy intentan refrendar ese pacto perverso que ha atrasado la entrada de Nicaragua en la era moderna”, dijo Bolaños.
Según el portavoz presidencial Lindolfo Monjarretz, el pacto sería refrendado por el candidato del PLC, José Rizo, y el aspirante presidencial del FSLN, Daniel Ortega, porque “ambos están trabajando juntos, están haciendo cosas que les permitan sacar los votos suficientes para controlar la Asamblea Nacional”, comentó.
Añadió que los medios de comunicación proclives a ambos candidatos y a sus respectivos partidos les dan grandes espacios. Bolaños advirtió que hay quienes quieren regresar al pasado de controles en todo orden, en clara alusión al FSLN.
El Presidente, que estuvo en la firma de un convenio entre una agencia de los Estados Unidos y entidades privadas nicaragüenses por un monto de 186 millones de dólares, dijo que estamos en medio de unas elecciones generales de gran importancia para el país. “Toda elección es importante, pero ésta es una de las especiales, en un momento especial e importante”, observó.
“No tenemos la bola de cristal, pero todo esto nos indica que en estas elecciones Nicaragua sabrá escoger por la modernidad y seguir avanzando, todos estamos seguros de que la gran mayoría de los nicaragüenses está en contra del retroceso al pasado”, refirió el gobernante.
Habla Trivelli
Casi en la misma sintonía, el embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli, dijo que si no hay un clima de inversiones, con un gobierno del FSLN, esos 186 millones de dólares no podrán ser realizados. “Cualquier Administración nueva en Nicaragua tiene que respetar las reglas o habrá problemas con ese tipo de inversiones”.
Al final de cuentas, añadió Trivelli, serán los nicaragüenses los que van a decidir quién es el próximo presidente, “pero también tienen que vivir con las consecuencias, aunque el pueblo nicaragüense es muy sensato y tengo fe en que no va a entrar voluntariamente a una pesadilla como sería ese tipo de gobierno”.