Política

Recetario médico con logotipo del PLC


SAN CARLOS / RÍO SAN JUAN
La emisión de recetarios con papelera del PLC impresa en su reverso que eran extendidos a los pacientes en el Centro de Salud del municipio del Almendro fue denunciada como un acto de violación a la ética electoral por el representante del Frente Sandinista ante el Consejo Electoral Municipal, obligando a la suspensión de ese tipo de papelería.
Alcides Ortega Castillo, Secretario Político del FSLN, entabló una demanda el seis de octubre pasado por violentar el capítulo V, artículo 107 de las normas de ética de la campaña electoral que dice en sus dos últimos párrafos: “Se prohíbe el uso de bienes propios del Estado para fines de propaganda política” y que “en las oficinas públicas no podrá hacerse proselitismo político”.
Los recetarios que entregaba el médico a los pacientes contenían en su reverso la bandera del PLC y son parte de un recibo oficial de caja de ese partido. Al respecto, Ortega dijo que antes de interponer la demanda habló con el director del centro, doctor Pedro Martínez, pero éste le restó importancia y le dijo que era papelería producto del reciclado de papel que mandaba el Ministerio de Salud.
No pueden alegar ignorancia
A juicio del representante sandinista, ese acto constituye un delito y el médico o el personal administrativo del Centro de Salud no pueden alegar ignorancia, “podrán hacerlo en tiempos normales, pero estamos en campaña electoral y la institución de salud pública no debe usarla para hacer proselitismo político”, apuntó Ortega.
Refirió que en el trámite de mediación ante la primera miembro del Consejo Electoral Municipal, Nubia Tórrez Jarquín, el director del centro delegó a un médico, quien presentó recetarios, pero no contenían los logotipos del PLC. Al final llegaron a un acto concilitario y se comprometieron a sacar de circulación la papelería.
Destruyen talonarios
El doctor Pedro Martínez expresó que en el período que fue extendido el recetario no se encontraba en El Almendro, pero a su retorno conoció del problema y suspendieron los talonarios que aún quedaban.
El médico explicó que no se habían percatado de esa situación y reconoció que fue una imprudencia cometida por una tipografía de Santo Tomás, Chontales, propiedad del señor Vicente Guzmán Molina, quien les extendió una constancia reconociendo que usaron ese papel reciclado.
El médico refirió que en el trámite conciliatorio se comprometieron a destruir los dos talonarios que contenían el logotipo del PLC.