Política

Muchas leyes y poca protección al ambiente

* De 153 municipios en Nicaragua, sólo 53 tienen sistema de recolección de basura, contrastó

William Briones

El aspirante presidencial de la Alianza Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Edmundo Jarquín, criticó que en Nicaragua exista una extensa gama de leyes relacionadas al medio ambiente, mientras ese sector afronta serias dificultades que no resuelven esas normas. También criticó la existencia de corrupción.
Jarquín asistió ayer al encuentro de varias organizaciones ambientalistas que le presentaron la agenda ambiental elaborada por ellas, y que buscan que los diferentes aspirantes presidenciales la firmen.
El candidato del MR, destacó que además de voluntad política debe eliminarse la corrupción. “Se ha generado una enorme brecha entre la hipernormatividad que hay en Nicaragua y la realidad, es la corrupción, porque se hace lo que no se dice”, comentó.
Dijo que el medio ambiente requiere, además de capacidad técnica, que exista en el país una visión programática, cosa que a su consideración no la garantiza la existencia de una ley.
“Que se haya aprobado una Ley General de Medio Ambiente no significa que haya visión programática. Se debe contar con una agenda ambiental que llene ese vacío, para que haya más y mejor Estado en el campo ambiental. Debe estar abierta la participación ciudadana para volver realidad la visión programática”, consideró.
Las expectativas
Raomir Manzanares, del Club de Jóvenes Ambientalistas, explicó que la agenda ambiental contiene las expectativas que ese sector tiene para que el futuro gobierno las eche a andar.
Entre éstas mencionó la participación ciudadana, fortalecimiento de las capacidades locales, educación ambiental, evitar el deterioro de la biodiversidad, que de acuerdo a Manzanares “presenta serios deterioros por diferentes factores económicos, políticos y sociales, lo que motiva el incremento del comercio y el tráfico nacional e internacional”.
Destacó que de los 153 municipios del país, solamente el 56 por ciento cuenta con un sistema de recolección de basura, y el 85 por ciento de los sitios para la disposición final de la basura no cuenta con autorización sanitaria.
Jarquín prometió incorporar estos aspectos al programa de gobierno del MRS, aunque advirtió que no pretende comprometerse con resolver todos los problemas del país, porque no desea mentirle a los nicaragüenses.