Política

“No es ningún mérito haber llevado a Alemán al poder”


William Briones

La jefa de campaña del Frente Sandinista (FSLN), Rosario Murillo, dijo diferir del aspirante a la Vicepresidencia de esa organización, el liberal Jaime Morales, en que dirigió una campaña electoral triunfadora en 1996, cuando Arnoldo Alemán se alzó con el triunfo electoral.
Negó que tenga diferencias con el candidato en cuanto a la conducción de la contienda, por el contrario, lo calificó de “una persona respetuosa de los lineamientos de la campaña” y observó que la campaña electoral del FSLN es totalmente distinta a la del PLC.
En entrevista concedida a EL NUEVO DIARIO, el pasado sábado, Morales comentó que “cada jefe de campaña tiene sus propias características y personalidad. La respeto (a Murillo), aunque no comparta todo con ella, porque tengo otros esquemas. Recordá que fui jefe de campaña y triunfador (en el PLC)”, además, que su comunicación es directa con el candidato Daniel Ortega.
Murillo consideró que la diferencia con Morales radica en el enfoque con la contienda cuando éste acompañaba a Alemán. “Difiero que sea un mérito decir que se contribuyó a llevar a Alemán al poder. Es un grave error, desde todo punto de vista, difiero profundamente con él en que esa campaña fue victoriosa”.
Enfoque de género y generacional
“Alemán es la persona que tiene los índices más negativos por los actos de corrupción. Esa elección la denunció el FSLN como el fraude más grande en Nicaragua. Fue un fraude masivo, no hubo campaña victoriosa, sino un fraude, un injerencismo”, recordó. Aseguró que el FSLN ha tomado en consideración todos los criterios de sus aliados, y coincidió con el candidato en que trabajan en diferentes frentes en esta contienda.
Murillo reconoció que tiene una perspectiva distinta de Morales. “Obviamente, en una campaña electoral las personas tenemos criterios y pensamientos distintos, máxime cuando venidos de formaciones, orígenes y generaciones distintas”, anotó.
Consideró que Morales pudo brindar esas declaraciones “en un momento agitado. Estos días ha hecho mucho calor y él es una persona mayor. Me parece que tiene que ver con el enfoque generacional, algunos no comprenden todavía la participación que podemos tener las mujeres en la dirección, eso tiene que ver con una cultura distinta, que vamos superando en el camino”, dijo.
“Don Jaime genuinamente quiere enterrar ese pasado, pero de repente hace énfasis equivocado, en un momento de la historia que además no interesa en este momento. Todos sabemos que Alemán es uno de los capítulos más negros en la historia del país. El mérito de don Jaime es que se ha sumado a este esfuerzo de reconciliación”, subrayó.