Política

Denuncian en Washington a Ortega por genocidio

La denuncia incluye al ex jefe del Ejército Popular Sandinista Humberto Ortega, al actual diputado y ex ministro del Interior, Tomás Borge, al ex jefe de la Seguridad del Estado, Lenín Cerna, al actual procurador de los Derechos Humanos Omar Cabezas y otros altos miembros de las fuerzas armadas.

El ex presidente y líder sandinista, Daniel Ortega, fue acusado de genocidio y crímenes de lesa humanidad ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). La denuncia fue interpuesta el viernes ante la CIDH, entidad de la OEA, y fue recibida por Alexandra Cerna, delegada de la CIDH en Washington, y entregada por el director ejecutivo de la CPDH en Managua, Marcos Carmona.
Ortega, candidato sandinista a la presidencia, lidera la intención de voto para las elecciones presidenciales del 5 de noviembre, según todas las encuestas. El líder sandinista, que gobernó el país entre 1985 a 1990, fue acusado en junio pasado por la CPDH ante el Ministerio Público por delitos supuestamente cometidos en los años 80 contra comunidades indígenas asentadas en el Caribe.
La denuncia incluye al ex jefe del Ejército Popular Sandinista Humberto Ortega -general retirado hermano de Daniel-, al actual diputado y ex ministro del Interior Tomás Borge, al ex jefe de la Seguridad del Estado Lenín Cerna, al actual procurador de los Derechos Humanos Omar Cabezas y otros altos miembros de las fuerzas armadas.
La CPDH indicó que interpuso la denuncia ante la CIDH "ante la falta y retardación de justicia que vulnera los derechos humanos de la población nicaragüense miskita de la Costa Caribe, sobreviviente de crímenes de lesa humanidad y genocidio" en los años 80. La denuncia se refiere a la "Navidad Roja", como se conoce la operación realizada por el Ejército sandinista para sacar a unos 8.500 indígenas de sus comunidades a las orillas del río Coco (frontera con Honduras) y reubicarlos en cinco campamentos para evitar que sirvieran de apoyo logístico a la "Contra".
Los hechos, según la denuncia, ocurrieron entre 1981 y 1982, durante operativos militares que habrían dejado 64 personas muertas, 13 torturados, 15 desaparecidos y miles de desplazados y apresados en campamentos bajo vigilancia militar del Ejército sandinista. La denuncia ante la CIDH fue interpuesta, además de Carmona y su asesor legal Virgilio Flores, por tres representantes de comunidades miskitas del Caribe norte de Nicaragua: Irma Willintong, Osorno Coleman y Vidal Poveda.
"El propósito de esta denuncia es contribuir a la prevención, resarcimiento, recuperación y compensación de las secuelas emocionales y daños materiales de las comunidades miskitas sobrevivientes a las masacres, a través de la justicia internacional", dijo el organismo humanitario, en su comunicado. El izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) aún no ha reaccionado ante esa denuncia.