Política

Apatía electoral a las puertas de las elecciones

Sectores políticos y medios de comunicación han intensificado en los últimos días sus intentos por saber a dónde irá el voto de una población escéptica por las ofertas de los candidatos presidenciales.

A tres semanas de las elecciones presidenciales, la apatía de la población hace impredecible para políticos, medios de comunicación y empresas encuestadoras formarse una idea de quién será el próximo presidente.
“Cualquiera puede llevarse un gran susto, aquí no se sabe quién va a ganar, nadie está seguro (..) y se pueden dar sorpresas", dijo el ex guerrillero sandinista Edén Pastora, quien se postula por primera vez a la Presidencia con la minoritaria Alianza por el Cambio (AC, centroizquierda).
Pastora reconoce, detrás de su discurso público, que todavía no existe una proyección clara sobre la verdadera intención de los ciudadanos de cara a los comicios del cinco de noviembre.
Esa actitud de ocultar lo que se piensa, burlarse, engañar o no tomar en serio a su interlocutor y al sistema político del país forma parte de la idiosincrasia del nicaragüense, que no se puede medir en las encuestas, opinó Pastora.
Habrá "una sorpresa" porque "la gente no manifiesta claramente su intención de voto", coincidió el candidato a la presidencia del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS, izquierda), Edmundo Jarquín.
Esta percepción es compartida por sectores políticos y medios de comunicación que han intensificado los últimos días sus intentos por saber a dónde irá el voto de una población escéptica por las ofertas de los candidatos presidenciales.
La pobreza, la falta de trabajo, buenos servicios de salud, educación, hambre, prolongados apagones de energía, inseguridad pública vinculada a robos y lesiones en las calles, corrupción y los conflictos en las esferas políticas de poder, son los problemas más mencionados por la población y los medios de comunicación.
También han callado las firmas encuestadoras que publicaron sus últimos informes a finales de septiembre, dando ligeras ventajas al candidato presidencial del Frente Sandinista (FSLN, izquierda) Daniel Ortega (1979-90), pero quien no alcanza el mínimo del 35% necesario para ganar en primera vuelta.