Política

“Alta probabilidad que se dé un fraude”

* Califica al CSE y todas sus dependencias de un coto de caza de Ortega y Alemán * Asegura que todas las condiciones están dadas para que Alemán dé su espaldarazo a Ortega con un candidato como Rizo, que sabe es perdedor

San José / ACAN-EFE -El escritor y ex vicepresidente de Nicaragua, Sergio Ramírez, aseguró hoy que hay una alta probabilidad de que se dé un fraude en las elecciones generales del próximo 5 de noviembre en su país.
En un artículo de opinión que publica hoy el diario costarricense “La Nación”, Ramírez afirma que los autores de ese fraude serían el ex presidente nicaragüense Arnoldo Alemán (1997-2002) y el también ex gobernante (1985-1990) y ahora candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Daniel Ortega.
“La posibilidad de fraude electoral es cierta y hay que buscar cómo detenerla”, expresa Ramírez, quien actualmente milita en el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), partido del que fue fundador en 1995.
Según Ramírez, ambos ex mandatarios unirán fuerzas a favor de Ortega, pues Alemán sabe que José Rizo, el candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), controlado por ese ex mandatario, “no tiene ninguna posibilidad” de ganar.
Para el escritor, un elemento grave es que “el Consejo Supremo Electoral se convirtió en un coto de caza de Ortega y Alemán, pues los magistrados que lo integran fueron señalados a dedo por ambos caudillos”.
“Además, conforme a la Ley Electoral, bendecida también por los dos (Ortega y Alemán), las juntas electorales o mesas receptoras de votos, quedan todas bajo el control del FSLN y del Partido Liberal”, agregó.
Ramírez subrayó que “la autoridad electoral, desde arriba hasta abajo, no es de ninguna manera independiente, sino partidaria, y partidarios son también los departamentos y direcciones técnicas que controlan la cedulación de los ciudadanos, el registro de electores, y aún el sistema informático”.
Para evitar un fraude, añadió, es clave “la vigilancia de los fiscales independientes en las mesas de votación, así como la presencia de observadores nacionales e internacionales”.
“No en balde, Ortega ha combatido vehementemente la presencia de observadores de la OEA (Organización de Estados Americanos), a quienes quisiera ver fuera del país, pues desde luego el beneficiario del fraude sería él mismo, pues el candidato de Alemán no tiene oportunidad de competir”, resaltó.
Ante este panorama, Ramírez hace un llamado a los nicaragüenses a estar alertas el día de las elecciones, pues “la democracia que avanza en el país puede, si no sólo ser frenada, echada por la borda (...) En esta elección presidencial nos jugamos, de veras, el futuro de Nicaragua”.
Según todas las encuestas, Ortega encabeza la intención de voto por encima de sus contrincantes: Rizo, el liberal disidente Eduardo Montealegre, el sandinista disidente Edmundo Jarquín y Edén Pastora, de Alternativa por el Cambio.