Política

Nubarrones rondan elecciones


Sergio Aguirre

Los cortes de energía se han convertido en la mayor preocupación de los partidos políticos y de los organismos civiles que temen que el día de las elecciones presidenciales, el próximo 5 de noviembre, se produzca un mega “apagón” que pudiese permitir una manipulación de los resultados electorales.
“Un problema con el flujo eléctrico durante los conteos, el suministro de datos o la transmisión de resultados, por definición puede generar un verdadero caos. Si la energía no está garantizada es hasta peligroso tener las elecciones ese día para la gobernabilidad y estabilidad del país, debido a las suspicacias que se pueden generar”, advirtió el director de Ética y Transparencia, Roberto Courtney.
Puso como ejemplo que los primeros resultados que se transmiten normalmente corresponden al área urbana, porque es más accesible, y por ende generan una aparente tendencia electoral.
“Pero al fallar la luz y de repente cuando regresa el fluido eléctrico el que va ganando es otro, simple y sencillamente porque en el lapso de tiempo sin luz entraron todos los datos y de ser contrarios a la tendencia temprana aunque pudiera tener una explicación razonable, los partidos políticos que se sientan perjudicados se pronunciarán en contra de esos resultados”, vaticinó.
Courtney dejó claro que el Consejo Supremo Electoral (CSE) no tiene nada que ver con el problema energético, debido a que es un usuario más.
¿Gobierno preocupado?
“El CSE no tiene capacidad para comprar energía o plantas eléctricas para cada Junta Receptora de Votos (JRV), ni para cada Centro Municipal, eso es un absurdo, porque ellos están como todos, es decir, como espectadores, quienes sí tienen vela en este entierro son los poderes Ejecutivo y Legislativo, en sus manos está la solución de garantizar el déficit de energía que pudiera darse del cinco de noviembre en adelante”, aclaró.
Por su parte, el vocero presidencial, Lindolfo Monjarretz, aseguró que el gobierno es el más preocupado porque las elecciones sean limpias y transparentes, sin embargo, ayer impidió que desembarcaran 80 mil galones de diesel provenientes de Venezuela.
“El problema es que aquí hay gente interesada en crear un caos en el sector eléctrico, incluso en destruirlo”, dijo Monjarretz, aunque no identificó a esas personas.
Afirmó que el presidente Enrique Bolaños ha hecho gestiones con distintos países de la región para comprar energía, a fin de que haya suministro del fluido durante las votaciones y los días subsiguientes a esa fecha.
Garantizó que el gobierno tiene listo “un plan contingente para asegurar la energía que el país necesite durante la elección”, que no supo explicar su contenido.