Política

Académicos analizan programas

* Para algunos partidos, sus fortalezas son debilidades

Ary Pantoja

Una “campaña negra y denigrante” en contra del candidato presidencial del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega, es una de las principales fortalezas que el analista y catedrático Gerardo González atribuye a la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y a su aspirante presidencial, Eduardo Montealegre, de cara a los comicios del cinco de noviembre.
Al participar en el noveno Foro Electoral auspiciado por EL NUEVO DIARIO, Canal 10, la Cámara de Comercio de Nicaragua y la Universidad Centroamericana (UCA), González dijo que otra de las fortalezas de Montealegre es “el respaldo abierto del gobierno de Estados Unidos, ya que después de la experiencia de los 80, la mayoría de los nicaragüenses prefiere no tener una confrontación”.
A ello, González agrega lo que denominó “la explotación de los miedos heredados” por parte de ALN, sobre todo en los spots de televisión. “Los jóvenes reciben los miedos de sus padres por referencia a un período histórico”, dijo en relación al gobierno sandinista de los años 80.
El caso AC
El catedrático Róger Guevara Mena sugirió como mayor fortaleza del partido Alternativa por el Cambio (AC) las “caras nuevas” que ofrece en sus listas de diputados tanto nacionales como departamentales ante la Asamblea Nacional, lo que, a su juicio, podría perfilar a este partido como una “tercera vía”.
“Los candidatos a diputados son figuras desconocidas y sin antecedentes. Alternativa por el Cambio podría perfilarse como una tercera vía frente a las nuevas paralelas que representan el liberalismo y el sandinismo. En este caso el partido nuevo, con dirigentes sin colas, se convierte en algo positivo, es decir, lo desconocido es positivo”, reiteró.
FSLN: “Paradójico y contradictorio”
En tanto, el académico Fernando Malespín no tuvo compasión al analizar las fortalezas y debilidades del Frente Sandinista (FSLN), y dijo que las mismas fortalezas de este partido se constituyen en sus principales debilidades.
“El FSLN es un partido de paradojas y contradicciones. Se dice de izquierda y sus alianzas electorales son de derecha. Se autodenomina de izquierda y cuando fue gobierno con la cúpula del MRS reprimió brutalmente a la izquierda”, expresó.
Agregó que “el FSLN nació en la lucha antisomocista y nutre las filas de su alianza electoral de connotados somocistas”.
Otra fortaleza del FSLN, según Malespín, es ser un partido de origen revolucionario y antiimperialista “lo que le permite mantener un núcleo importante de simpatizantes y militantes que añoran un pasado con salud, transporte y educación gratuitos o subsidiados”.
“El FSLN es un partido atacado con saña por el imperialismo y por Enrique Bolaños, el capital y por el Movimiento por Nicaragua de clara filiación ALN, lo que lo convierte en víctima y lo pone como partido revolucionario”, agregó.
Una de sus principales debilidades, dijo Malespín, es precisamente la contradicción religiosa del FSLN. “La portada de su programa recoge un postulado de la Teología de la Liberación, pero se arrodilla ante la Iglesia Católica que rechaza totalmente la Teología de la Liberación”, expresó.
Según Malespín, otra debilidad del FSLN se da en la contradicción entre el discurso y sus actos. “Se dice antiimperialista y en la Asamblea Nacional apoyó la aprobación de todas las leyes exigidas por el FMI. Su organización femenina, Amnlae, defiende los derechos sexuales y reproductivos de la mujer y se opone al aborto terapéutico”, explicó.
Orígenes del MRS
El doctor Humberto Avilés considera que la principal fortaleza del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) reside en su “aparente origen sandinista”.
“Dos grandes fortalezas programáticas del MRS lo constituyen el llamado a una concertación nacional de educación y los programas dirigidos a la juventud recogidos en su plan de gobierno”, expresó Avilés.
Según Avilés, otra fortaleza es la “aparente moderación” del candidato presidencial del MRS, Edmundo Jarquín. Además de la explotación novedosa de su fealdad física.
Sin embargo, Avilés encuentra dos grandes debilidades en el MRS. La primera es que Jarquín reniega de su origen sandinista; y en segundo lugar la del maniqueísmo de su campaña electoral en el sentido de que se pone en el plan de “ustedes los sucios y nosotros los limpios”.
Programa PLC coherente
El catedrático Cairo Manuel López dijo que la fortaleza del PLC reside en que su programa de gobierno incluye todos los aspectos, económicos, sociales y culturales del país, presenta coherencia “destacando sus planes de forma sectorial, yendo desde lo municipal hasta lo departamental, regional y nacional”.
Agregó que el programa del PLC presenta coherencia macroeconómica y propone planes -–por ejemplo el de construir 40 mil casas por año-- en los que claramente se define de dónde saldrán los recursos para financiarlos.