Política

Seguridad hemisférica con nueva agenda

* Próxima conferencia será en Canadá, en el año 2008 * Centro de Desminado de Nicaragua deberá comenzar con cuatro millones de dólares

Esteban Solís

Los ministros de Defensa del continente americano, con excepción de Cuba, emitieron una declaración de 15 puntos cuyas partes medulares se enfocan en la preocupación por la seguridad hemisférica y condena enérgicamente toda forma de terrorismo, crimen organizado, entre ellos, el narcotráfico, la corrupción, trata de personas, lavado de activos y otros delitos.
La Declaración de Managua recoge una serie de compromisos, una repetición de las seis conferencias anteriores, a los que nadie prestaba supervisión y control, según admitió al comienzo del evento el titular de Defensa de Nicaragua Avil Ramírez. Ahora, el propio Ramírez dijo que se ha creado una comisión especial para seguirle los pasos a esos acuerdos.
Fortalecer OEA
Los ministros afirmaron su voluntad de fortalecer la Comisión de Seguridad Hemisférica de la Organización de Estados Americanos (OEA) y promover acuerdos bilaterales y subregionales en materia de seguridad y defensa que contribuyan al desarrollo del sistema de seguridad en el marco de los contextos estratégicos de cada uno de los países.
Otro compromiso adquirido es la determinación de apoyar el programa de acción de las Naciones Unidas y la convención de la OEA sobre el crimen organizado con vistas a prevenir, combatir y erradicar el tráfico, uso ilícito y proliferación de armas pequeñas y ligeras y sus efectos letales. Los ministros de Defensa aprobaron por unanimidad que Canadá sea la sede de la VIII Conferencia que se celebrará en 2008.
Centro de Desminado para Nicaragua
Por unanimidad se aprobó la propuesta de Nicaragua de que se instale en este país un Centro Internacional de Desminado Humanitario. Ramírez informó que para empezar, ese centro requiere 4 millones de dólares, y otros cuatro para funcionar a toda su capacidad.
Adelantó que ya hay conversaciones con diferentes países, entre ellos Suecia, Noruega, Japón, Dinamarca, España, Estados Unidos, Perú y Venezuela, entre otros, que están dispuestos a ayudar a levantar ese Centro.
La reacción de Venezuela
Al finalizar el evento, el titular de Defensa de Venezuela, Raúl Isaías Baduel, dijo que están dispuestos a que se haga una revisión del poder de combate de las Fuerzas Armadas venezolanas con respecto a otros países, tras dejar sentado que no es cierto que su país ha emprendido una carrera armamentista.
La alusión fue para los Estados Unidos, en momentos en que las palabras suben de tono entre los más altos cargos de ambos países. Al respecto, Baduel comentó que todas las adquisiciones son eminentemente de carácter defensivo.
Añadió que no son objetivas las aseveraciones de que Venezuela represente un peligro para sus vecinos, y esto “nos lleva a la conclusión de que hay personeros de algunas elites gobernantes de algunos países que tienen la capacidad de proyectar poder militar en el mundo y que lo están materializando en este momento, y que nos llevan a ratificar que es apropiado lo que dijo el filósofo español José Ortega y Gassett, que predican una moral que no practican”.