Política

Mujeres demandan ser representadas


Para Shira Miguel, una joven costeña que pertenece al movimiento femenino “Nidia White”, las mujeres seguirán siendo relegadas si en los programas de gobierno que proponen los candidatos se les ubica en un área específica.
“Nosotras (las mujeres costeñas) somos doblemente discriminadas, primero por ser mujeres y luego por ser de la Costa”, dice Shira, quien cree que se debe votar por las mujeres que participan como candidatas en estas elecciones para tener garantía de que alguien velará por sus intereses.
Mujeres de diversas organizaciones congregadas en la Red de Mujeres contra la Violencia, fueron aleccionadas sobre una de las aristas de la violencia, la económica, que, según explica Jamileth Mejía, ataca más a las mujeres.
En la Costa Caribe la organización “Nidia White” está realizando foros-debates con los candidatos de la zona para que las mujeres de las comunidades expresen sus problemas, aunque, según Miguel, éstas no creen que las prioridades de los partidos sean las mismas que las de ellas.
Mujeres productoras
La señora Juana Marcia Videa también participó en la capacitación de la Red de Mujeres contra la Violencia para poder incidir en la toma de decisiones gubernamentales.
Ella y 15 mujeres chinandeganas, todas madres solteras con un promedio de cinco hijos, forman parte de una cooperativa camaronera de 16 mujeres que durante muchos años han batallado por ubicarse en el mercado, aun cuando el financiamiento y la capacitación es
escasa.
Videa no ha tenido tiempo de escuchar con detenimiento las propuestas de los candidatos, dice no creerles porque su situación no ha prosperado cuando hay cambio de gobierno.
A juicio de Shira Miguel, los cambios que los candidatos pueden hacer en pro de la multietnicidad y pluricultularidad son factores básicos que deberán ser tomados en cuenta al momento de decidir por quién votar.