Política

No hay profundidad en ofertas educativas


Un estudio realizado por especialistas del Foro Latinoamericano de Políticas Educativas (Flape) y el Instituto de Educación de la Universidad Centroamericana (Ideuca) encuentra coincidencias y diferencias entre las ofertas electorales de los partidos políticos que se disputarán el poder en las próximas elecciones del cinco de noviembre.
La consulta de Flape e Ideuca de julio de 2006 también encuentra vacíos que deben ser analizados por los críticos.
La educación nicaragüense atraviesa por una situación compleja, no sólo frente a la urgencia de las demandas de sus propios referentes en uno de los países más pobres de América Latina y el Caribe, sino también respecto de sí misma como organización social sujeta a técnicas y metodologías particulares en proceso de permanente perfeccionamiento.
Las ofertas de las alianzas y los partidos políticos en el campo de la educación no plantean la transformación radical de las formas de pensar y hacer educación en Nicaragua. Sus propuestas son tradicionales, encaminadas a ofrecer más de lo mismo, sin ningún cambio e innovación. Sólo un partido político ofrece transformar la educación conjuntamente con la transformación de la producción.
Más que grandes diferencias entre las ofertas de las alianzas y los partidos políticos y las demandas de los académicos participantes en la consulta Flape e Ideuca, lo que existen son múltiples nichos de complementariedad y enriquecimiento mutuo entre unas y otras, permitiendo observar el futuro con optimismo. En Nicaragua hay ideas sobre cómo cambiar y avanzar en el campo de la educación, lo que hace falta es voluntad política para organizarlas y echarlas a andar. Esa voluntad es la que se espera ganar en las elecciones del cinco de noviembre próximo.
Las coincidencias
Ampliación de la matrícula de la educación preescolar, la educación primaria y la educación secundaria. Los cinco partidos políticos proponen educación primaria gratuita, sin explicar qué entienden por gratuita.
Actualmente la Constitución establece que la educación pública es gratuita, sin embargo, los padres y madres de familia deben pagar mensualmente las llamadas “cuotas voluntarias”. Algunos partidos proponen crear secundarias rurales, PLC; secundaria gratuita, FSLN, y secundaria con habilitación laboral, MRS.
Sobre la profesión docente es preocupación común de los partidos políticos y los participantes en la consulta. Los partidos hablan de dignificar salarialmente al magisterio y los especialistas, la necesidad del ajuste salarial, la formación y capacitación permanente del personal docente. También coinciden en el tema de la educación técnica, la educación rural y la alfabetización de adultos; así como en la articulación del sistema educativo, el aumento del presupuesto para la educación primaria y la relación entre educación y pobreza.
El tema de la calidad de la educación, cobertura, es preocupación de todos en Nicaragua, y ellos tienen su espacio, tanto en las preocupaciones de los académicos consultados como en las de las alianzas y los partidos políticos.
La desarticulación y fragmentación del sistema escolar fue puesta en evidencia por el Foro Nacional de Educación (2005-2006) y está presente tanto en las ofertas de las alianzas y partidos como en las demandas de los especialistas.
Las diferencias
Ninguno de los partidos concibe ni presenta a la educación con la prioridad con que lo hacen los especialistas.
Ninguno de los partidos parte de las posibilidades y fortalezas institucionales de la educación creadas en los últimos seis años, como el Consejo Nacional de Educación, el Plan Nacional de Educación, la Ley General de Educación y los aportes del Foro Nacional de Educación. No los incluyen.
No se refieren a la necesidad de la reforma administrativa de la educación: descentralizando la educación con base en un “modelo claramente diferenciado de la privatización”; que reconozca, active, utilice y haga funcionar los consejos de participación social en educación ya creados legalmente a nivel institucional, municipal, departamental y nacional. Tampoco el funcionamiento del Consejo Nacional de Educación, que articule el funcionamiento de los subsistemas educativos creados en la Ley General de Educación.
En sus planes de gobierno no mencionan la articulación del currículo desde el preescolar hasta la educación superior, que permita la articulación de los subsistemas educativos.
Los vacíos
El Plan Nacional de Educación y la Ley General de Educación no son mencionados ni como instrumentos para mejorar la cobertura y la calidad de la educación, ni como patrimonio y fortalezas de la educación nacional. Los resultados y posibilidades del Foro Nacional de Educación son mencionados tangencialmente por algunos especialistas.
Ni los partidos políticos ni los especialistas consultados mencionan la riqueza y posibilidades de la educación extraescolar y no formal en Nicaragua, así como de las organizaciones civiles de la educación nicaragüense, ni las experiencias de éstas en la alfabetización y educación de adultos, niñez trabajadora y en la calle y preescolares comunitarios. La Ley General de Educación reconoce a la educación extraescolar como uno de los subsistemas de la educación nacional.
La ignorancia de las fortalezas y oportunidades ofrecidas por las agencias y procesos de la educación extraescolar provoca a su vez que se ignore el desarrollo de otros ámbitos de educación fuera de la escuela, como es por ejemplo el uso de los medios de comunicación para fines educativos y pedagógicos; el desarrollo de espacios públicos para la promoción de la lectura, los deportes, el teatro, talleres culturales, todos orientados al mejor uso del tiempo libre de los jóvenes; la forja y desarrollo de la democracia participativa en las cuestiones educativas; la lucha contra la corrupción en las escuelas incluyendo la transparencia y la rendición de cuentas en la educación, la promoción de las mesas educativas municipales, etcétera.
Aunque el tema de la educación superior es de atención de los partidos políticos, aun así el principal énfasis se ubica en el financiamiento de este nivel educativo. Se ignora y pierde la oportunidad para diseñar y proponer una política de Estado sobre ciencia y tecnología en conexión directa con las universidades, avizorando un modelo de desarrollo endógeno, autosostenible y centrado en las personas, en especial en los más pobres.
Los temas relacionados con la Costa Caribe y los pueblos originarios son ignorados casi totalmente, y cuando un partido político los menciona, lo hace de manera marginal.
El modelo de desconcentración financiera de la educación, conocido como de “autonomía escolar” y/o de las “cuotas voluntarias”, denunciado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y padres y madres de familia en todo el país como un artificio para la privatización de la educación, no es objeto de atención.
Los temas relacionados con la cultura de la eficiencia en el uso de los recursos y de la planificación y evaluación de la educación están ausentes para los partidos políticos y sólo la evaluación es mencionada por los especialistas consultados.

Equipo de trabajo
Coordinador: Miguel De Castilla Urbina, Coordinador Flape-Nicaragua
Doctora Mayra Luz Pérez - UCA
Doctor Douglas Stuart Howay – UNAN-Managua - Matagalpa
Licenciada Luz Danelia Talavera Valenzuela – Foro de Educación y Desarrollo – Humano de la Iniciativa por Nicaragua
Msc. Mario Quintana Flores – Coordinadora Civil
Doctora Mirna Cuevas Ruiz – Upoli.
Hno. Manuel Estrada – Vicariato de la Iglesia Católica Bluefields-RAAS.
Licenciada Yadira Rocha Gutiérrez – Ipade
Ingeniero Carlos R. Lola – MECD
Doctora Josefina Vijil Gurdián – UCA
Msc. Manuel Ortega Gerg – UCA
Doctora Vanessa Castro Cardenal – Ipade.
MSc. Herman Vande Velde – CICAP - Estelí
MSc. Freddy Montenegro – UNAN- Managua
Doctor Rafael Lucio Gil – Ideuca y UNAN-Managua
Auspiciado por: Instituto de Estudios Nicaragüenses (IEN), Fundemos, Fundación Violeta Chamorro, Centro de Derechos Constitucionales, Programa Prorural sobre Democracia y Derechos Humanos en Centroamérica.