Política

Partidos ofrecen lo mismo al Caribe


Mejorar la calidad de vida de la ciudadanía de la Costa Caribe debería ser una de las prioridades de los partidos políticos que pretenden gobernar el país. Pero no lo es. Sólo cuatro de los cinco partidos en la contienda incluyen en sus planes de gobierno a los costeños.
Alternativa por el Cambio (AC), cuyo plan de gobierno está condensado en tres páginas, no aborda nada sobre los cambios que realizaría en caso que Edén Pastora gane. En el otro extremo está la plataforma electoral del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, que sí promete mucho a los caribeños, aunque durante el actual gobierno, el ahora candidato y ex vicepresidente, José Rizo, no haya contribuido en la solución de los graves problemas de la Costa.
Todos prometen hacer efectiva la autonomía de la Costa Caribe, pero ninguno explica cómo. El Movimiento Renovador Sandinista, MRS, dice que implementará el “modelo Autónomo Regional de Salud y el Sistema de Educación Autónomo Regional”.
La revolución de la paz
Los ofrecimientos del Frente Sandinista, donde se propone una “revolución de la paz”, son más escuetos. Además de respetar la autonomía costeña, “racionalizarán el uso de los recursos naturales, harán una alianza global con las comunidades de la Costa Caribe y permitirán la participación regional en los ingresos estatales por recursos naturales”.
Eduardo Montealegre promete 50 mil empleos por la siembra de 30 mil manzanas adicionales de palma africana, “que producirán 18 millones de galones de diesel”. Después de dicho cultivo, según el plan de gobierno de ALN, que aún no ha sido dado a conocer, no habrá nada más para los habitantes de la Costa.
El PLC está prometiendo todo lo que no hizo: “Difundir en su lengua materna el marco legal, incrementar los niveles educativos, impulsar la actividad pesquera nacional, ampliar la cobertura de servicios básicos”.