Política

“OEA preparada para elección cerrada”


Eloisa Ibarra

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, opinó que las autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE) están trabajando de manera adecuada como para atender unas elecciones cuyos resultados sean muy reñidos.
“No me preocupa una elección reñida, aunque siempre tiene problemas; la observación tiene que ser más acuciosa, y los candidatos deben entender que muchas veces perder por muy poco es más doloroso que perder de forma amplia”, comentó Insulza.
Los comentarios surgieron al salir de una reunión con magistrados de la CSJ, cuyo objetivo era conocer el avance del Proyecto de Facilitadores Judiciales, el cual financian con el gobierno de Suecia.
Espaldarazo
El vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís, consideró que las declaraciones de Insulza constituyen un espaldarazo al proceso electoral y a las autoridades del CSE que están al frente, aunque algunos dirigentes de partidos políticos hagan ciertos señalamientos.
Insulza dijo que el próximo informe de la OEA será después de las elecciones, porque es muy poco común que presenten informes previos, y de la observación de las últimas 20 elecciones, sólo en dos o tres casos no han hecho.
Aclaró que la no presentación de otro informe antes de las elecciones no obedece a las críticas formuladas por el candidato a la Presidencia del FSLN, Daniel Ortega, sino porque el presidente Enrique Bolaños lo pidió.
Como se recordará, Ortega criticó duramente a la OEA por considerar que el trabajo no tenía nada que ver con la misión de una organización de observación electoral.
Proceso por buen camino
La observación electoral es buena, aunque no reemplaza ni sustituye la función de la autoridad electoral en un país, pero siempre ayuda, sobre todo en los casos controvertidos, en los que las cosas se pueden resolver por pocos votos, dijo Insulza.
Para Insulza el proceso electoral va por buen camino, normal, y lo mejor, indicó, es que los nicaragüenses se dedican a discutir los temas de fondo, mientras los técnicos se dedican a atender el proceso electoral.
Comentó que el hecho de que haya polarización o no en un proceso electoral, no tiene que ver con un clima artificial, en el que unos piensan de una forma y otros distinto, no provoca conflicto, lo que sí lo causa es la intolerancia, sobre en cuanto a las reglas del juego.