Política

“Triunfarán las fuerzas antipacto”


En la última ronda de entrevistas a los candidatos presidenciales, Edmundo Jarquín, del Movimiento Renovador Sandinista, responde a muchas inquietudes acerca de su programa de gobierno, y particularmente, cómo logrará cambiar las reglas del juego en Nicaragua si para hacerlo, antes deberá contar con una nueva correlación de fuerzas en la Asamblea Nacional. Su respuesta es optimista: “Triunfarán las fuerzas antipacto”
Muchas de sus prioridades contenidas en el programa de gobierno del MRS pasarán por una correlación de fuerzas favorable a su alianza o bien ventajosa en la negociación política. Por ejemplo, reducir el número de magistrados en los poderes, contralores y diputados a lo estrictamente indispensable. ¿Qué hará?
Las cosas en derecho se deshacen como se hacen. El pacto y sus consecuencias pueden ser desmontados con reformas sustanciales a la Constitución y algunas leyes constitucionales como la Ley Electoral. Tengo la impresión que, hoy por hoy, en base a lo que dicen las encuestas, las fuerzas que se han declarado antipacto vamos a tener mayoría en la Asamblea.
Si a esto se agrega lo que algunos diputados del PLC han dicho, como el doctor Francisco Aguirre Sacasa, de que ellos sumarían sus votos para una reforma genuinamente democrática, yo creo que es razonable pensar que vamos a tener la mayoría calificada para hacer reformas parciales a la Constitución.
Para una verdadera descentralización de atribuciones y recursos hacia los gobiernos locales, también es necesario legislar con ventaja, ¿cómo lo hará y cómo controlará el uso eficiente de ese presupuesto descentralizado?
Los recursos públicos deben estar sujetos a la Contraloría en cualquier nivel. Creo que la Ley de Transferencias de Recursos Fiscales a los Municipios debería contemplar mecanismos más estrictos que los que ya tiene para garantizar el adecuado uso. En todo caso, a nivel de las municipalidades es más fácil que pueda haber un control de los ciudadanos, que ellos puedan monitorear el uso de los fondos transferidos.
Usted ofrece un Estado laico, que no discriminará o privilegiará por razones religiosas, y que las políticas públicas serán laicas. ¿Cómo cambiará una cultura de rendición de cuentas y de protagonismo que asume la jerarquía católica con esta nueva política?
Progresivamente. Yo creo que uno de los grandes papeles del liderazgo es precisamente inducir cambios culturales. Un estado laico supone igualdad de tratamiento a todas las iglesias, respeto irrestricto, lo digo desde mi perspectiva de católico, pero partidario del Estado laico que tiene más de un siglo de existencia.
En su programa ofrece incorporar a los gobernadores de las dos regiones autónomas a su Gabinete de Gobierno. ¿Ha medido el costo que eso significa?, ¿no cree que elevará los gastos de un gobierno que promete ser austero?
Se trata de destacar la importancia que se le da a la Costa Caribe en la gestión del gobierno de la alianza MRS. Con los nuevos medios de comunicación no solamente se trata de que tengan presencia física en todas las reuniones del gabinete, puede haber presencia virtual, comunicación por Internet, relaciones a través de videoconferencias. Por otro lado, lo que sí he pensado es dar mayor presencia a los gabinetes sectoriales, entre ellos, uno de la Costa Caribe. En mi discurso del 10 de septiembre fui enfático en decir que no se trata como siempre se ha dicho, de incorporar el Caribe al Pacífico, sino devolver a Nicaragua un verdadero país caribe, es un verdadero desperdicio que siendo Nicaragua el país que tiene más kilómetros de costas sobre el mar Caribe, es, sin embargo, el menos caribe de los países centroamericanos.
Su programa ofrece entregar títulos de propiedad a productores, cooperativas y retirados del Ejército y de la Resistencia. ¿Ha pensado en una participación más beligerante de estos dos sectores codiciados por los partidos de derecha y ahora también por el FSLN?, ¿cómo sería esa participación en su gobierno?
Éste no es un tema planteado en nuestro programa de gobierno con fines electorales, sino que forma parte de una situación más general que si no se resuelve, Nicaragua como país fundamentalmente agropecuario no va a salir adelante. El 70 por ciento de la tierra en Nicaragua está bajo formas de tenencia irregular.
He conversado con autoridades del programa Prorrural, el cual trata de integrar la acción gubernamental en el sector rural, y valoro que está bastante esbozado, yo lo retomaría porque existe un 70 por ciento de la tierra que no es objeto de crédito bancario porque no ha sido formalizada su tenencia.
No privatizaría Hidrogesa
Habla de promover inversiones que generen energía con nuestros recursos naturales: los vientos (eólica), los volcanes (geotérmica) y las aguas (hidroeléctrica). Esto también depende de legislación favorable en la Asamblea Nacional y que cruza con intereses económicos poderosos. ¿Cómo concertará con estos intereses?
En primer lugar, no soy partidario de la privatización de Hidrogesa, creo que el Estado debe conservar una participación en la generación de energía y eso no es por razones ideológicas, sino para tener un contrabalance frente a estos poderosos grupos que se han venido organizando en torno a la generación de energía; el Estado debe incidir en la formulación de los precios. Si el Estado carece de generación de energía, rápidamente se forma aquí un oligopolio y no hay ninguna posibilidad de obtener energía a costos competitivos.
En segundo lugar sí creo que debe reformarse la legislación de aguas para permitir inversiones privadas y plantas de mediano y gran tamaño. Finalmente creo que con una actividad más uniforme y dinámica de INE en unos meses, aquí deberíamos tener funcionando el proyecto eólico de Amayo en Rivas; Hidro-Pantasma en Jinotega; Aguas Abajo de Larreynaga, un mejor aprovechamiento del agua del Lago de Apanás, y un mejor aprovechamiento de las fuentes geotérmicas como el de Monte Galán y Xiloá; estos proyectos juntos podrían agregar en los próximos cuatro o cinco años 350 megavatios de energía a la capacidad instalada en Nicaragua. Se necesita legislar para que invierta la iniciativa privada porque el Estado solo no podría.

Promete una política fiscal responsable y amplia, pero el actual gobierno deja leyes y sistemas montados, ¿cómo los cambiaría o ajustaría a su propósito?
El nuevo gobierno no se preocupará por negociar un acuerdo con el Fondo Monetario porque este gobierno ya deja un acuerdo en marcha, de tal manera que será el primer gobierno que pueda realizar una verdadera reforma tributaria en frío, no al calor de una crisis fiscal como ha sido el problema de los anteriores y que ha tenido graves desequilibrios financieros, por ejemplo el que provocó la quiebra de los bancos y que obligó a la carrera de tapar huecos fiscales. Yo me propongo en 2007 realizar una reforma tributaria en frío, pensada para los próximos cinco o diez años.
Promete reducir a la mitad el salario del presidente, vicepresidente, ministros, viceministros y directores de todas las instituciones y empresas públicas. Usted ha trabajado en organismos internacionales donde se paga muy bien la calidad del trabajo. ¿No cree que muchos profesionales entren en desánimo o que la política deje de ser un atractivo económico y su gobierno sea poblado por mediocres?
La reducción de los salarios es únicamente para los cargos políticos, pero no para los cargos técnicos. El que llegue por un cargo de elección política llega a servir, de lo contrario que se quede en su actividad.
En los cargos técnicos se deben mantener salarios buenos para reclutar a la gente competente.
La seguridad social
Ofrece ampliar la cobertura de la seguridad social. Esto ha caído muy mal en Nicaragua por el deficiente servicio del Seguro. ¿Qué lo diferenciará del actual sistema que además estaría por colapsar por falta de recursos?
Las crisis de los sistemas de seguridad social proceden de mala gestión, que ha sido la historia de Nicaragua hasta no hace mucho tiempo, porque debemos reconocer que en los últimos dos o tres años ha habido una gestión eficiente dentro de las limitaciones que tiene el Seguro.
Otro factor de crisis en la seguridad social es cuando las obligaciones que asumió el Seguro son superiores a los ingresos que recibe, de tal manera que la única manera de evitar esa crisis es que la cantidad de nuevos cotizantes crezca rápidamente.
La única manera de salvar el Seguro Social es creciendo, reduciendo lo que está condenado al fracaso y que ni siquiera va a poder cumplir con la expectativa de los que ya están en el sistema.
Su gobierno nombrará un viceministro dedicado exclusivamente a la promoción y defensa de los derechos de los emigrantes. Eso me parece atractivo, pero su gobierno cómo abordará el tema de las remesas; hay mucha expectativa.
Mi posición es que el gobierno no tiene nada que hacer ni meterse en el tema de las remesas familiares. Diferente es que el Ministerio de Relaciones Exteriores sea más activo en la protección de los derechos de los migrantes, por ejemplo, solicitar y negociar con el gobierno de Estados Unidos para que a partir de agosto de 2007, cuando se vence el estatuto de protección temporal de los migrantes, éste sea prorrogado y renovado.
También gestionaremos con el gobierno de Costa Rica para que se reforme la ley migratoria.
Pero en definitiva lo que más me preocupa es el derecho de los nicaragüenses a vivir en el país, que me parece es el derecho humano más pisoteado.
Su gobierno impulsará el voto de los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses en el exterior. Las experiencias han arrojado que es muy costoso y que da muy pocos resultados, ¿cómo lo han pensado ustedes?
Aquí es el reconocimiento de un derecho que se puede practicar entre todos los ciudadanos en general; sin embargo, quienes envían remesas influyen mucho en la votación interna. Veamos el caso de México: votaron muy pocos los migrantes mexicanos, pero tienen un fuerte peso en la decisión de sus familiares.
¿Cómo actuará su gobierno respecto de la libertad de expresión?
Un respeto irrestricto, yo no creo que haya reglamentación buena de la libertad de expresión, la mejor reglamentación es la credibilidad que los ciudadanos otorguen o no a un determinado periodista o medio.
“No creo que tengamos a nuestro Talavera”
Cree que el danielismo, así le llama al FSLN, los toma en cuenta porque el MRS es una realidad. Tampoco cree que haya personas que los traicione.
El Manifiesto Sandinista dejó algunas dudas como el que la dirigencia histórica del sandinismo en el MRS no estaba conforme con que usted se haya reunido con Burton. ¿Qué hay de eso?
No. Ese manifiesto se venía preparando desde hace mucho tiempo y yo tenía conocimiento del mismo. Fue una actitud muy positiva de un grupo de connotados dirigentes históricos del sandinismo que están en la alianza MRS y que llaman a la familia sandinista para que voten por esta opción. Es la única lectura. Este mensaje está dirigido a los danielistas y sandinistas que aún están en el FSLN.
Respecto de Burton, él no me mencionó una sola palabra de potenciales alianzas con una u otra organización.
Los analistas piensan que el FSLN tiene dos blancos en la mira: ALN, que lo debilitó al llevarse a Talavera, y el MRS, al quererle quitar cuadros. ¿Qué piensa Mundo Jarquín de esa amenaza?
Esto es el fin de estrategia del danielismo, ignorar al MRS bajo la hipótesis de que no íbamos a pasar del cinco por ciento. El que ahora comiencen a fijarse en nosotros revela el fin de esa estrategia, no nos pueden seguir ignorando. Que consigan desarticular nuestra estructura es otra cosa. Hasta el momento no están teniendo ningún éxito. Yo no creo que tengamos nuestro Talavera.
En la calle hace ruido el rumor de que el FSLN clavará la estocada final al MRS al llevarse a Carlos Mejía a mediados de octubre. ¿Qué dice usted de eso?
Ríe... ya estamos acostumbrados a esos rumores del danielismo. Están desesperados. Carlos es una persona de principios y de moral, no está en el mercado, como otros. No hay la menor posibilidad, no tengo el menor temor de que eso ocurra.