Política

Ipade critica atraso en proceso electoral

* Valora como positivo haber reformado Normativa de Impugnaciones * Entregar miles de cédulas, un reto para el CSE

Sergio Aguirre

El Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), en su tercer informe sobre observación electoral, tuvo la apertura de integrar cambios a la Normativa de Impugnaciones exigida por organismos de la sociedad civil y partidos políticos, dada la gran importancia de tener una Normativa clara que fortalezca el trabajo de los fiscales por el buen desarrollo del proceso electoral.
No obstante, apuntó que el padrón preliminar expuesto en los Centros de Votación (CV) el seis de agosto no registra los resultados del proceso de verificación, por lo tanto, la intencionalidad de que los padrones expuestos sirvan a la ciudadanía para comprobar si realmente aparecen y si fueron registrados sus cambios de domicilios, no tuvo ningún efecto.
“EL CSE tiene un desfase en su calendario al no entregar en tiempo las nuevas inclusiones al padrón electoral y la demarcación y ubicación de las JRV, en parte, por la ampliación del período de cedulación”.
Partidos han violado ética electoral
Para Mauricio Zúñiga, Director Ejecutivo de Ipade, “el reto que enfrenta el proceso electoral son las miles de cédulas que no han sido retiradas por la ciudadanía, a eso se suma la cantidad de documentos supletorios que aún no se han entregado”, destacó.
Zúniga señaló que la exposición del padrón electoral preliminar el seis de agosto, sin incluir los resultados de verificación y el retraso en la entrega de nuevas inclusiones, plantea que se llegará a la fecha establecida en el calendario electoral para entregar el padrón definitivo sin haber agotado los pasos anteriores, es decir, que la ciudadanía y los partidos políticos lo hayan conocido entes y plantear las objeciones pertinentes.
Sobre los partidos políticos enfatizó en que han incumplido la ética electoral en la campaña, al usar descalificativos y discursos denigrantes contra sus adversarios, usando poderes del Estado e instituciones para presionar y hostigar a candidatos de otros partidos políticos.
Recomendó al CSE hacer cambios en el calendario electoral de manera que se dé un plazo al menos de una semana para que cuando entreguen y publiquen el padrón definitivo, la ciudadanía y los partidos puedan hacer objeciones.