Política

Deuda no grata para nuevo presidente

* También habla de lo que hizo Bolaños con los fondos para la reducción de la pobreza y del costo del voto * Avendaño en cátedra abierta con estudiantes de la UCA

El presidente que sea electo el próximo cinco de noviembre “no va abrir una botella de champaña para celebrar su triunfo, si no que tendrá entre sus manos una carga de dinamita que implican 2 mil millones de dólares de deuda externa y un mil 500 millones de deuda pública interna”, fueron las palabras más acertadas del economista independiente Néstor Avendaño para describir la gran responsabilidad del nuevo gobierno en el período 2007-2011.
Frente a estudiantes de Comunicación Social que cada jueves se reúnen en el Aula Magna de la Universidad Centro Americana (UCA), Avendaño expuso su evaluación de la economía de Nicaragua en el período 2006 y sus pronósticos para 2007.
Avendaño mencionó que Nicaragua recibirá este año 600 millones de dólares de la cooperación Internacional, lo que considera el resultado de una buena relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Además, el país recibe alivios de la deuda externa por parte de la Iniciativa para los Países Altamente Endeudados (HIPC) y de la MDRI, una iniciativa de reducción de la deuda multilateral que es impulsada por el ministro del Tesoro británico Gordon Braw, quien logró la condonación de 202 millones de dólares del FMI y aproximadamente 650 millones de dólares del Banco Mundial en este año.
El FMI, el Banco Internacional de Desarrollo (BID), el Club de París (grupo de países más ricos del mundo) y el Banco Mundial (BM) en total condonaron 200 millones de dólares.
Corrupción lícita
Estos recursos liberados de la deuda externa tendrían que ser asignados a proyectos para la reducción de la pobreza, la educación, salud y saneamiento ambiental. Sin embargo, Avendaño destaca que el Ministerio de Hacienda, avalado por el presidente de la República, “consideró el gasto social ordinario”, pero, por otra parte, se priorizó el sueldo de los ministros como “un gasto para la reducción de la pobreza”.
Avendaño le llama a ese fenómeno “corrupción pública lícita, porque estás son acciones aprobadas en el Presupuesto de la República, por lo cual son leyes.”
Destacó que de los 980 millones de dólares que se dejó de pagar de deuda externa, el “52 por ciento de ese monto fue reorientado por las autoridades de Hacienda para el pago de los Certificados Negociables de Inversión” (Cenis).
El voto más caro
del mundo
Calificó el precio de las elecciones nicaragüenses como el “voto más caro del mundo”, porque su costo equivale al uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), es decir 50 millones de dólares “les cuesta a los ciudadanos elegir a un presidente en Nicaragua”.
Nicaragua ya no es
un país pobre
Avendaño califica al ingeniero Enrique Bolaños como “el presidente que sacó de la pobreza a Nicaragua”, porque estadísticamente el censo nacional de la población 2005 presentó que Nicaragua ya no era un país pobre.
Dicho censo borró del mapa a 700 mil habitantes. El economista explica que anticipadamente el PIB estaba subestimado en un 70 por ciento, por consiguiente la nivelación del valor de la producción y la reducción de la población hacen que el ingreso per cápita promedio anual de cada habitante sea de un mil 20 dólares. Si esto fuera así, entonces “Nicaragua ya no es un país pobre, por lo menos en términos estadísticos”, dijo irónicamente el economista mientras los estudiantes se reían por la interpretación que le dio al censo gubernamental.
Criticó plan de gobierno del FSLN
Criticó el plan de gobierno del FSLN y lo calificó de populista. El candidato Daniel Ortega promete crear dos bancos de la producción y dos bancos de fomento, pero Avendaño se pregunta cómo va hacer para financiarlos. Lo mismo opina sobre la promesa de reducir a cero el costo de las remesas, pero no se explica cómo lo hará.
ALBA y Cafta
Para Avendaño el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (Cafta) y la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) son dos oportunidades que Nicaragua debe aprovechar, y aunque reconoce que con el Cafta el país tiene muchas desventajas, propone que se deben establecer medidas para “amortiguar los puntos perversos de éste”, pero considera que no se ha hecho por los constantes “pleitos políticos”.
Si fuese asesor económico del gobierno
Si Néstor Avendaño fuese asesor económico del próximo gobierno las dos primeras medidas urgentes que tomaría serían reestructurar la deuda pública interna y resolver la crisis energética del país a corto y largo plazo.

Economía de Nicaragua en cifras
Ingreso Per Cápita promedio anual = mil 20 dólares.
Deuda externa = 2 mil millones de dólares.
Deuda interna = mil 500 millones dólares.
Alivio de la deuda externa = 200 millones de dólares.
Producto Interno Bruto Per Cápita promedio anual: mil 20 dólares.
Importaciones = 2 mil 800 millones de dólares en bienes y servicios.
Exportaciones = mil 200 millones de dólares.
Déficit comercial = mil 600 millones de déficit comercial anualmente.
Remesas familiares = mil millones de dólares.
Saldo de la deuda bilateral = mil 358 millones de dólares.