Política

Sigue reyerta entre ALN-PLC

* Adolfo Argüello: “Los del PLC mienten” * Enrique Quiñónez: “En ALN hay bocones”

La jefatura de campaña de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) acusó ayer al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de mentirle a la ciudadanía, al anunciar una masiva deserción de cuadros de esa alianza electoral en León, aunque reconoce la baja de María Eugenia Alonso, candidata a diputada suplente en ese departamento.
Adolfo Argüello, jefe de campaña de ALN, dijo ayer en rueda de prensa que del casi centenar que el PLC presentó como desertores de ALN, solamente la cuarta candidata a diputada suplente por León, María Eugenia Alonso Flores, pertenecía a esa organización.
“Esta persona, que nunca ha estado activa, es la única que está con el PLC. Tenemos intacta la organización y la gente que trabaja por la defensa del voto. Nadie se ha movido”, aseguró.
Aseguró que por segunda vez, con las mismas personas, con carnés falsos y documentación que no corresponden a ALN, el PLC anunció el derrumbe de la alianza en León.
Ramón Macías, un activista de ALN en León, que abandonó el PLC por inconformidad en su conducción, denunció que directivos de ese partido trataron de sobornarlo para que regresara a dicha organización.
“Me ofrecieron cien mil córdobas a través de un emisario, si regresaba al PLC. ¡Pero si de ahí me corrieron!, ¿cómo voy a regresar? Soy liberal, pero no puedo ser traidor, porque el dinero sucio de la política no me interesa. Esa fue mi respuesta”, explicó.
Macías acusó al PLC de facilitar el triunfo electoral al Frente Sandinista. “Tampoco puedo ser sandinista, no soy traidor. No puedo seguir con la corrupción y Arnoldo Alemán, que está trabajando con el FSLN. Alemán utiliza a la gente del PLC a favor del FSLN”, señaló.
Los bocones
El jefe de campaña del PLC, Enrique Quiñónez, aseguró que dentro de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) hay un poco de “bocones” y “boconas” que hablan mal de los sandinistas, pero cuando se encuentran fuera del país con ellos están en grandes amores.
Incluso, reveló que ha visto tanto como el día en que Arnoldo Alemán tenía conversaciones con dirigentes de la ALN que le pedían el apoyo de la bancada del PLC para que los “montealegristas” obtuvieran puestos en la Directiva de la Asamblea Nacional.
Dijo también que los de la ALN -–aunque no identificó a nadie en particular-- públicamente hablan mal de Arnoldo, pero en privado mantienen conversaciones no solamente con el ex presidente, sino que también con el candidato presidencial José Rizo.
Se le preguntó a Quiñónez si una de ellas a las que llamó “boconas” y que ha tenido conversaciones con Alemán es la diputada de la ALN Jamileth Bonilla, y respondió escuetamente: “Pregúntenle al doctor Alemán”.