Política

“Ese muerto no lo cargo yo”

* Jamileth Bonilla comenta deserción de Talavera

Consuelo Sandoval

La inclusión del presidente del Partido Resistencia Nicaragüense (PRN), Salvador Talavera, en la lista de diputados de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) podría generar confusión en el electorado, admitió Jamileth Bonilla, directivo de esa organización política
“Podría generar confusión en las bases, porque él (Talavera) salió en los medios de comunicación diciendo que no renuncia a su nominación, que va a pedir el voto para la casilla 9, que Eduardo Montealegre es el candidato de la alianza a la que él pertenece, y pidió el voto para Eduardo y los diputados”, dijo.
Bonilla consideró que Talavera debería renunciar a su nominación por ALN, porque en caso de resultar electo como diputado de esa alianza electoral seguramente responderá a los intereses del Frente Sandinista (FSLN) en el Parlamento.
Además consideró que existe una especie de confabulación de los magistrados liberales y sandinistas en el Poder Electoral, para proteger a Talavera, quién podría acarrear muchos votos de ex contras a las filas del FSLN.
No obstante, se declaró convencida de que su candidato vencerá en la contienda electoral, que según ella “están planteadas entre el bueno, Eduardo Montealegre; el malo, Daniel Ortega; y el feo, Mundo Jarquín (candidato por el Movimiento Renovador Sandinista, MRS).
La candidata a diputada por ALN negó tener responsabilidad en la incorporación de Talavera a las filas de esa alianza, asimismo, desmintió que ella sea infiltrada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), partido que abandonó luego de ser sustituida en la secretaría de organización. “No es cierto que lo haya traído (a ALN). Cuando llegué había una alianza con el PRN, MSL y PLI. Eso fue como en diciembre (de 2005) y yo llegué como en marzo del siguiente año”, explicó.
Según Bonilla, el FSLN se ha aprovechado de las debilidades de Talavera. “Él jamás había soñado con tantas posiciones, y sobre todo por su desconfianza y mala credibilidad. Nunca antes le dieron la posición que merecía la Resistencia. Ahora la tuvo y no le bastó, no fue suficiente. Obviamente, quería algo más que ALN o Eduardo Montealegre no le podían facilitar, y Daniel se lo dio. ¿Qué es?, sólo él lo sabe”, comentó.
La legisladora desestimó que la salida de Talavera haya afectado las bases y estructuras de ALN, menos aún, que en el futuro haya nuevas deserciones.