Política

Aún quedan nubarrones en Normativa de Impugnaciones


Sergio Aguirre

El director Ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, calificó de positivo el hecho que el Consejo Supremo Electoral (CSE) haya mostrado flexibilidad ante la preocupación de los partidos políticos en torno al artículo cuatro, numeral cuatro, de la Normativa de Impugnaciones emitida por ese Poder del Estado.
Courtney apuntó que en términos concretos, la parte en donde se hicieron reformas es aquella, precisamente, en la que ese organismo de observación electoral había señalado imprecisiones, es decir, donde se facilitaba a que un fiscal pudiera introducir vicios de nulidad o que faltara una firma para anular los resultados de una Junta Receptora de Votos (JRV).
Sin embargo, subrayó que lo que queda pendiente es que hoy por hoy todavía estamos con la misma Normativa, “entonces, mientras no se modifique y se vea cuál es el contenido de esas modificaciones, no podemos decir que el problema está resuelto, hasta ahora solamente se está iniciando un proceso de revisión y discusión que aplaudimos, pero aún no tenemos en las manos el producto de ese debate”, dijo.
Agregó que cuando ese documento salga habrá más comodidad tanto para los partidos políticos como para los organismos para revisarlo y valorarlo mejor.
También Ipade
Por su parte, el director ejecutivo del Instituto para la Democracia y el Desarrollo, Mauricio Zúniga, se mostró satisfecho con la acogida que tuvo en el CSE la preocupación de los partidos políticos y los señalamientos de los organismos de observación electoral nacional sobre los vacíos que contenía esa Normativa.
Zúniga expresó que sería muy que importante la publicación de este documento ya reformado lo más antes posible.
“Otro asunto es establecer que por la falta de una firma no sea necesario llegar a la impugnación. Nosotros creemos que el objetivo de esta Normativa es que prevalezca, por sobre las impugnaciones y sus recursos, la voluntad de los electores, ya que los votos libremente emitidos no pueden ser anulados por la voluntad de un fiscal o un miembro de mesa”, apuntó.