Política

“La sorpresa fue para Trivelli”


Esteban Solís

El candidato a la Vicepresidencia por el PLC, José Antonio Alvarado, calificó de “trágico” para el embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli, el hecho de que se le haya adelantando el FSLN en las sorpresas anunciadas por el mismo diplomático, las que supuestamente vendrían del lado del PLC.
“Fue un mensaje bien duro y estratégico”, dijo Alvarado, refiriéndose a la salida de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) del presidente del Partido Resistencia Nicaragüense (PRN), Salvador Talavera, hacia las filas del sandinismo.
Alvarado intentó maximizar la jugada política del FSLN, señalando en primer lugar que a Eduardo Montealegre le arrancaron a uno de sus alfiles (Talavera), y se le llevan también a uno de los pilares de la organización de la alianza.
Fiscales infiltrados
El dirigente del PLC dijo que el mensaje de Daniel Ortega fue bien claro y contundente, porque también la Embajada de los Estados Unidos, a través de instituciones civiles, capacitó a miles de fiscales de los partidos de la derecha, entre ellos a unos dos mil de ALN que, como se sabe, “son infiltrados del FSLN”.
Otro fuerte revés para la Embajada y su candidato, según el doctor Alvarado, es que Talavera mantiene su candidatura así como los que lo acompañaron a la tienda política del FSLN.
¿Qué otra sorpresa puede haber?, se preguntó Alvarado, y se respondió: “La única sorpresa que puede haber es la renuncia de Eduardo Montealegre cuya alianza ha perdido la credibilidad por el caso de los Cenis y ahora las infiltraciones”.
Alvarado hizo estos comentarios a EL NUEVO DIARIO durante un recorrido por el Distrito Tres de la capital. El candidato advirtió que Ortega puede dar otro golpe, y en esta oportunidad dirigido contra el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS).
ALN puede desmoronarse
Incluso, no descarta que la ALN se desmorone en los próximos 15 días. Dice que el PLC tiene un piso sólido de 800 mil votantes, y con 300 mil más, que están dentro del bolsón de los indecisos, gana las elecciones en primera vuelta, aunque si Montealegre se mantiene a pesar de todo, habrá una segunda vuelta.
Alvarado dijo que el mensaje de Ortega y el FSLN a los Estados Unidos y a los que económicamente respaldan a Montealegre fue contundente: “Señores, se equivocaron, señor Trivelli se equivocó, porque en vez de haberse dedicado a unir al liberalismo en la casilla correspondiente, se dedicó a dividirlo, y le dicen gracias señor Trivelli”, ironizó el candidato.