Política

CSE advierte: “Podrían falsificar las boletas”

* Roberto Rivas pone el asunto en conocimiento de la nueva directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera * Presidente de Alternativa por el Cambio apunta a organismos de El Salvador que tienen “relaciones” con algunos partidos nicaragüenses

Ary Pantoja

Por segunda vez en menos de un mes, el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, denunció la posibilidad de que “algunos organismos” en Nicaragua estén detrás de la falsificación de boletas electorales con el fin de desprestigiar los comicios del próximo cinco de noviembre.
El caso fue denunciado ayer por Rivas ante la directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, con quien sostuvo un encuentro para analizar el plan de aseguramiento de las elecciones generales.
Rivas no quiso identificar a los organismos o personas que estarían involucrados en este posible delito electoral, y simplemente se limitó a decir que muchas personas han estado llamando vía telefónica al CSE para conocer detalles de la elaboración de los 15 millones de boletas electorales.
Extraoficialmente EL NUEVO DIARIO conoció que la próxima semana el CSE dará a conocer mayores detalles del supuesto plan para fabricar boletas falsas y reeditar las elecciones de 1996, cuando miles de boletas aparecieron en las calles, cauces y basureros de la capital.
También se conoció que el CSE pedirá la intervención de la Fiscalía Electoral en este nuevo caso.
Tardencilla: “Todo viene de El Salvador”
En tanto, el presidente del partido Alternativa por el Cambio (AC), Orlando Tardencilla, hará una denuncia formal ante el CSE para que investigue el caso de la falsificación de boletas electorales.
Según Tardencilla, la falsificación del material electoral proviene de organismos salvadoreños que tienen vínculos con algunos partidos políticos participantes en la contienda electoral.
“Tenemos información de que por allí, del lado de El Salvador, se estaban solicitando las muestras de boletas electorales”, expresó Tardencilla.
Agregó que “ya que los partidos políticos tenemos en nuestro poder muestras (de las boletas) que nos ha dado la imprenta para efectos de capacitación, obviamente algunos partidos políticos que tienen excelentísimas relaciones con organismos políticos de El Salvador pueden tener en sus manos estas boletas que perfectamente pueden ser adulteradas con inconfesables propósitos”.
Como Rivas, Tardencilla evitó, de momento, identificar a los “organismos políticos” salvadores y a los nicaragüenses que estarían detrás de la posible falsificación de boletas.
“Hoy demandaremos una enérgica investigación, porque el proceso electoral no puede estar en manos de irresponsables que puedan estar preparando condiciones para meter zozobra y el día cinco de noviembre regar boletas (en las calles) supuestamente utilizadas para generar caos”, expresó.