Política

Ortega aboga por un “acuerdo de paz” entre candidatos

El acuerdo establece que jamás habrá guerra, ni servicio militar obligatorio, confiscaciones de propiedades, ni tarjetas de racionamientos y otros puntos. Ortega dijo que esto "es mucho más valioso para Nicaragua que pasarse ahí posando ante las cámaras, prometiendo el cielo y la tierra".

El candidato sandinista a la Presidencia, Daniel Ortega, hizo hoy un llamamiento a sus contrincantes a suscribir un "acuerdo de paz" con miras a las elecciones generales del 5 de noviembre, en la Universidad Católica, situado en las afueras de Managua, antes de entregar al cardenal Miguel Obando y Bravo una carta de intenciones suscrita el viernes pasado con miembros de la extinta "Contra".
"Yo invito a los hermanos liberales que tienen de candidato a la Presidencia a José Rizo; a los disidentes liberales, de Eduardo Montealegre; a los disidentes sandinistas, de Edmundo Jarquín; y a Alternativa por el Cambio, del "comandante" Edén Pastora, a que rubriquemos este acuerdo", instó Ortega, quien gobernó al país de 1985 a 1990, y marcha a la cabeza en la intención de votos, según distintas encuestas.
Ese acuerdo, que establece a que jamás habrá guerra, ni servicio militar obligatorio, confiscaciones de propiedades, ni tarjetas de racionamientos y otros puntos, "es mucho más valioso para Nicaragua que pasarse ahí posando ante las cámaras, prometiendo el cielo y la tierra", dijo el líder sandinista en alusión al foro presidencial organizado por CNN en Español y el canal 2 local, la semana pasada, al que no asistió.
"Si hay reconciliación, entendimiento y enterramos el odio y la confrontación, lo demás vendrá por añadidura", agregó Ortega, quien dijo estar listo a firmar ese convenio con sus contrincantes.
Con la bendición de Obando
Mientras, el cardenal Obando, nombrado "garante" de los acuerdos entre el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y la ex "Contra" -agrupados en el Partido Resistencia Nicaragüense (PRN)-, se pronunció a favor de la unidad. El religioso relató como cuatro hombres que conducían cada quien sus vehículos hacia una montaña, no pudieron por sí solos mover una "enorme piedra" situada en medio del camino.
"Hasta que llegó un quinto, que les dijo (a los otros cuatro): ¿por qué no nos unimos?, unidos podremos quitar esta piedra y poder seguir nuestros caminos, se unieron, echaron palancas y la piedra fue quitada del camino", refirió.
"Yo creo que es importante la unión cuando se trata de trabajar por la paz, por la reconciliación, por el bienestar de nuestro país", agregó Obando, ex arzobispo de Managua, pero no especificó si estaba apoyando el llamamiento de Ortega a los otros cuatro candidatos.
En el evento político, tanto Ortega, como el presidente del PRN, Salvador Talavera, llenaron de elogios al cardenal Obando, a quien llamaron "el Cardenal de la paz y de la reconciliación".
A esa cita acudió la fórmula de Ortega, el ex jefe negociador de la "Contra" y disidente liberal, Jaime Morales Carazo, padrino de bodas del ex mandatario liberal y reo, Arnoldo Alemán. También la esposa de Ortega, Rosario Murillo, jefa de campaña y jefa de prensa del FSLN, así como el sacerdote Eddy Montenegro y el coordinador del grupo parlamentario sandinista, Edwin Castro.