Política

Talavera y hermana de Rizo al FSLN

* Salvador Talavera, “Kalimán Segovia”, “Mack”, entre otros * PRN se suma a alianza FSLN * También se adhiere María Elena Rizo, hermana del candidato presidencial del PLC, doctor José Rizo * Acuerdo de paz establece la creación de un Consejo Nacional de reconciliación y paz

Consuelo Sandoval

El presidente del Partido Resistencia Nicaragüense (PRN), Salvador Talavera, se adhirió ayer a la coalición electoral “Unida Nicaragua Triunfa” que encabeza el candidato presidencial por el Frente Sandinista, Daniel Ortega, y tácitamente desertó de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), que preside el aspirante a la primera magistratura, Eduardo Montealegre.
En ocasión de conmemorarse el Día de la Independencia y cuando ALN embanderó Managua, Talavera y Ortega suscribieron un acuerdo de paz en el que ambas fuerzas se comprometen a que jamás volverá la guerra, el servicio militar, las confiscaciones y las tarjetas de racionamiento.
El líder de la Resistencia exhortó a la juventud nicaragüense a no temer por el retorno a la guerra y aseguró que se mantendrá como candidato a diputado nacional por ALN.
“Yo estoy firmando un acuerdo por Nicaragua, y para decirle que nunca jamás vamos a dirimir las diferencias por la vía violenta. Yo soy candidato a diputado en la tercera posición, y voy a andar motivando e impulsando la candidatura de Salvador Talavera y de todos los candidatos de mi partido”, reafirmó.
“Con mucho regocijo hemos querido celebrar este magno acuerdo histórico en el cual, le decimos a la juventud nicaragüense y de los diferentes partidos que ya no hay que temer por la guerra, porque hoy quienes antes nos enfrentamos a la guerra, hemos firmado la paz”, destacó Talavera.
Dejó entrever que dirigentes o activistas de ALN se han dedicado a desacreditar al Frente Sandinista, asegurando que si gana las elecciones se reeditará el conflicto bélico.
Talavera llama a campaña respetuosa
“Estas elecciones históricas a celebrarse el próximo 5 de noviembre son una verdadera fiesta cívica, no es para andar denigrando, calumniando o andar haciendo el juego sucio a muchos mezquinos…, y hay muchos que quieren ver nuevamente enfrentada a la familia nicaragüense, y esos tiempos no pueden volver porque el luto y la miseria que envolvió a la familia nicaragüense debe quedar sellado para que nunca más vuelva”, exclamó.
Por su parte, Ortega abogó porque las elecciones se conviertan en una “fiesta cívica” e instó a sus rivales y dirigentes políticos a no promover el odio entre sus simpatizantes, recordando que todos somos nicaragüenses, independientemente del partido en el que militen.
“No podemos continuar respondiendo al odio con el odio a la confrontación con la confrontación, al insulto con el insulto. Yo estoy convencido que no es fácil, no ha sido fácil para mí, es más fácil agarrar el látigo que poner la otra mejía; para poner la otra mejía hay que ser héroe… y mal hace el dirigente político o el candidato que trata de llenar de odio a los que simpatizan con él porque entonces, qué les está heredando a los muchachos o las muchachas, les está heredando una cultura de odio”, exhortó.
Homenaje a los caídos
Ortega solicitó a los asistentes al evento partidario que guardaran un minuto de silencio por las víctimas que cayeron en la guerra, tanto de la contrarrevolución como del Frente Sandinista.
Junto a Talavera también se adhirieron otros ex dirigentes de la contrarrevolución, Julio César Blandón Sánchez, “Kalimán Segovia”; José Benito Bravo, “Mack”, y Roberto Ferrey Echeverri, entre otros.

Hermana de José Rizo se suma a alianza
También se adhirió a la alianza, María Elena Rizo Castellón, hermana del candidato presidencial por el PLC, José Rizo Castellón.
Rizo dijo que se integró a la Convergencia desde hace muchos años en Miami, y que lo hizo porque ha encontrado una “mano amiga y su nueva familia”.
Manifestó que no respalda la candidatura de su hermano porque tiene ideas diferentes a las suyas.
Otro que se reincorporó a las filas del FSLN es el coronel retirado del Ejército, Rodolfo Castillo.
El PRN está integrado a miles de ex combatientes de la contrarrevolución, en su mayoría campesinos, que se enfrentaron en la guerra con el gobierno sandinista que encabezaba Ortega.

El acuerdo electoral
El acuerdo contempla que en caso que el FSLN gane la próxima contienda electoral, creará un Consejo Nacional de Reconciliación y Paz que será conformado como una institución autónoma y descentralizada, con autonomía financiera y orgánica; con personalidad jurídica propia, de duración indefinida y con plena capacidad para obligarse, contratar y adquirir todo tipo de obligaciones, préstamos y donaciones.
Agrega que el CNRP canalizará y destinará en conjunto con el gobierno nacional los fondos necesarios para desarrollar la inversión en la educación, programa especiales para la niñez, becas para los estudiantes universitarios; servicios de salud primaria, programas para reducir la desnutrición infantil y la mortalidad materna.
Agrega además que el FSLN se compromete a construir viviendas sociales, revisión, adjudicación y titulación de las tierras entregadas, así como cumplimiento de los compromisos de entrega de propiedades pendientes a los ex combatientes de la Resistencia.
El acuerdo incluye otorgar pensiones y ampliación de los servicios de seguridad social a todos los lisiados, huérfanos menores de 18 años, viudas de los sujetos en reconciliación; planes de desarrollo y diversificación de la producción agrícola, ganadera, agroindustrial, pesquera y forestal.
De igual manera, se comprometieron a ampliar y modernizar los servicios básicos de agua, luz y teléfono, y mejoramiento de la red vial.
En el documento que será depositado en manos del cardenal Miguel Obando, el próximo lunes 18 de septiembre, a fin de que sea garante de este acuerdo de paz.