Política

Arnoldo Alemán: “Reforma o repacto”

* Echa la culpa del reparto de poderes a las reformas de 1995 * Califica la administración del presidente Bolaños como “negativa y nefasta”

Consuelo Sandoval

El ex presidente Arnoldo Alemán se pronunció a favor de una reforma constitucional que permita revertir el carácter partidista de las instituciones públicas que, según él, fue concebido con las enmiendas a la Carta Magna aprobadas por la Asamblea Nacional en 1995.
Alemán, quien ayer se reunió en Pochomil con los candidatos a diputados por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), dio su pleno respaldo al candidato presidencial José Rizo, quien se comprometió públicamente a promover una reforma constitucional para eliminar la reelección presidencial y la revocación del pacto libero-sandinista.
En declaraciones exclusivas a EL NUEVO DIARIO, Alemán exteriorizó su confianza en que esa agrupación política logrará obtener 56 legisladores en los comicios de noviembre próximo, para promover la reforma constitucional, porque en caso contrario, admitió que estaría obligado a “repactar”, aunque prefirió utilizar el término negociación.
“Es que no es repactar, es negociar, si no cómo elegirías a los magistrados, contralores, el fiscal. Qué pasaría si Rizo no tuviera los 56 diputados, tendría forzosamente que sentarse a dialogar con la segunda fuerza, a la que no le quitemos el nombre, se llama FSLN. ¿Cómo haría yo para elegir magistrados, con los que sumemos 56 votos? (vamos a negociar), si no el país quedaría sin instituciones estatales”, justificó.
Ahora dice que no pactó
Negó que su gobierno haya pactado con el Frente Sandinista para controlar las instituciones del Estado, recordando que en 1995, la administración de doña Violeta Barrios conjuntamente con los diputados del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), y los socialcristianos aprobaron la reforma constitucional que estableció el voto calificado para designar a esos funcionarios.
“Los que pactaron fueron los MRS con los socialcristianos para elegir a como quisieron (en la Asamblea Nacional), y así eligieron a Agustín Jarquín, a Chicón Rosales, contralor y magistrado judicial, respectivamente, pero antes no se necesitaban 56 votos; debería darse una reforma constitucional para que no vuelva a tener ese voto calificado que le dieron los MRS y los pescaditos”, manifestó.
Ilustró que en 1996, el PLC obtuvo 41 diputados y solamente se quedó con 34, debido a las deserciones que encabezó Eliseo Núñez Hernández, número con el que no podía aprobar una nueva reforma constitucional.
Administración Bolaños fue nefasta, dice
El ex gobernante liberal restó importancia al mensaje del presidente Enrique Bolaños en el acto oficial del 14 de septiembre, en donde fustigó el pacto libero-sandinista y exhortó a los electores a votar en contra del candidato presidencial por el FSLN, Daniel Ortega.
“Yo no sé quién lo ha escuchado, yo creo que nadie lo ha escuchado. Don Enrique no es líder para hacer ese llamado, todo su gobierno es un fracaso completo”, expresó Alemán.
El líder del PLC valoró de “negativa y nefasta” la gestión de Bolaños porque, según él, enriqueció a los más ricos y empobreció más a la mayoría de la ciudadanía.
“Negativa (fue su gestión). Yo creo que de todos los gobiernos desde los noventa para acá, han sido los más nefastos, porque la pobreza es mayor en el pueblo, y se hizo más rico a ciertos sectores ricos, entre ellos los banqueros, y empobreció al pueblo en general”, dijo.
Consideró que nada bueno se le podrá atribuir a Bolaños cuando abandone el poder en enero próximo, ni siquiera la instalación de las zonas francas, porque su promoción la inició la ex presidenta Barrios y la quintuplicó la Administración Alemán.