Política

Votantes fijaron sus preferencias

* Diversas reacciones al foro presidencial, hubo quienes vieron el ejercicio como un plan siniestro, mientras otros lo ven necesario

Muchos estaban frente a la pantalla de televisión cuando los sonrientes candidatos presidenciales atendían a los moderadores del foro organizado por la cadena internacional de noticias CNN y Canal 2. Pero, de pronto, se fue la luz. Y allí acabaron las ansias de saber qué tan locuaces pueden ser los aspirantes presidenciales.
Contrario a éstos, hubo quienes sí pudieron, a través del foro, crearse una idea más concreta sobre los aspirantes a ocupar el cargo presidencial, pues, a pesar que las interrogantes fueron las mismas que ellos contestan en los actos públicos y a los medios de comunicación, sin que se les pregunten, el foro permitió ver desde otro ángulo a los candidatos.
Diego Corrales, de 16 años, mientras se enfila en la marcha de La Salle, dice que para él, las propuestas de Edmundo Jarquín, candidato del MRS, fueron las más realistas, porque están más acorde con la situación de Nicaragua.
Entre la diversidad de gustos, había personas que, a pesar de que ya están decididas, vieron en el foro una práctica de civismo, educación y paz, como es el caso de Luis Alberto Pérez, de 50 años.
“Todos estuvieron a la altura, pero yo ya estoy convencido por quién votaré”, dice el señor Pérez, quien resalta su frase diciendo que votará por el candidato de la casilla dos, Daniel Ortega.
Más debate
“La verdad me pareció muy bien, deberían fomentar más el debate entre los candidatos políticos”, dijo Joshuá Chavarría González, de 17 años, quien, aunque no ha decidido por quién votar, simpatiza con José Rizo, del PLC, porque le parece un buen candidato.
“El problema es que cuando se habla de los candidatos en la televisión no hay luz”, expresa apesarada doña Alba Luz López bajo su sombrilla.
La mejor opción para el joven Luis Alberto Mejía es Eduardo Montealegre, debido a que el candidato promete crear empleos. Nubia Jarquín, de 16 años, también le va a este candidato, pero por razones diferentes a las de Mejía: “Es una persona decente y creo que ayudará a los ciudadanos promoviendo la educación”.
Una de las hermosas bailarinas que, con el abdomen descubierto, larga falda café y movimientos sensuales, ganó este año la competencia de bandas, está escéptica porque los candidatos han tocado el tema del aborto, y no sabe qué tan importante sea esto.
Carmen Bejarano, de 37 años, tiene una concepción contraria a la de la joven. A ella, Montealegre casi la ha convencido porque, según expresa, él lucha “contra el aborto”.
Otras reacciones
Para otros como el analista Oscar René Vargas, el foro que CNN llevó a cabo en Managua “es parte de todo un plan norteamericano destinado a desprestigiar a Daniel Ortega”, el que estuvo respaldado tras bastidores por Regina Vargo, la funcionaria estadounidense que llevó a cabo con Centroamérica las negociaciones del Cafta”.
El sociólogo Cirilo Otero Escorcia dijo a END que de los aspirantes presidenciales que asistieron al foro “miré muy exitoso a Edmundo Jarquín y diría que en primer lugar la forma de enfocar el problema y dominio de las alternativas de solución”.
El sociólogo ubicó en segundo lugar a Eduardo Montealegre porque, “tengo la impresión de que ese candidato pareciera ser como que tiene más experiencia, por lo que ha sido administrador de empresas en distintas modalidades y creo que en términos de la democracia en el país, ese tipo de eventos es sumamente enriquecedor, porque uno puede ver cómo es la capacidad del aspirante a ser Presidente de la República”.
Desde Canadá
Desde Ontario, Canadá, el nicaragüense José Quezada, vía correo electrónico, escribió a El NUEVO DIARIO para decir que “los que más brillaron por su gran experiencia y conocimiento de la realidad nicaragüense fueron el doctor Edmundo Jarquín, especialmente en el área económica, y el comandante Cero, en el área política y social. Tal vez los otros candidatos fueron sorprendidos por las preguntas tan intrínsecas a los problemas que viene sufriendo Nicaragua, escribe.