Política

Ex PLC, ex guardias y ex Contras se suman a FSLN

* Entre los nuevos miembros está uno que emboscó caravana sandinista en Jalapa en los años ochenta

JALAPA, NUEVA SEGOVIA
Durante una prolongada gira de fin de semana de la fórmula presidencial del Frente Sandinista por Nueva Segovia, se adhirieron reconocidos líderes del liberalismo tradicional y ex Contras, con miras a apoyar a esa alianza en las elecciones del cinco de noviembre.
En apoyo a un probable nuevo gobierno de Ortega, desfilaron unos 500 participantes, desde ex candidatos a alcalde, activistas, ex Contras y hasta ex guardias, que se desgranan --principalmente-- del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
Entre los nuevos adeptos al FSLN está el empresario y político local de este municipio, Noel Molina, quien fue concejal de la Unión Nacional Opositora, aspirante a alcalde por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y ex gobernador de Nueva Segovia en la era del gobierno de Arnoldo Alemán.
Molina pidió al candidato presidencial del FSLN ratificar la no confiscación de propiedades en un eventual gobierno suyo, porque hay temor hasta de productores sandinistas ante expresiones de beneficiarios de la reforma agraria que vendieron las tierras a “guate mojado”, de volverlas a recuperar con un nuevo gobierno sandinista.
Un ex Contra que quiso atentar contra Daniel
Ortega dijo que se creará un banco de tierras con propiedades que comprará el Estado, pero se les dará a los campesinos sin tierra para que la trabajen, sin embargo, advirtió que deberán pagarla, aunque sea con dos quintales de maíz o de frijoles.
También Ferrufino Olivera, convencional PLC, de la comarca El Limón, dijo haber trabajado para que este partido procurara el progreso en los últimos 16 años, pero “más bien trajo pobreza, más desgracia, y ya no se haya qué hacer en las comunidades…”, exclamó.
Francisco Ponce, de Ocotal, miembro del partido Camino Cristiano, también se sumó para apoyar al FSLN. Oscar Tercero Quintero, de Quilalí, es otro de los líderes de base del PLC que dijo haber botado la pena y el miedo para apoyar de forma pública la fórmula sandinista.
Entre otros, estaba Tránsito Mendoza, un ex guardia nacional y ex escolta de Anastasio Somoza Portocarrero “El Chigüin”, quien dijo que su decisión de apoyar la candidatura de Ortega era porque los liberales siempre ven con desprecio a la gente que todo el tiempo les ha dado el voto.
Figuró un ex Contra de nombre Román Gutiérrez, que, según referencias del alcalde de Jalapa, Humberto Largaespada, integró un comando que pretendió atentar contra la vida del líder sandinista, en una ocasión en la que llegó a este municipio. Edwin Maradiaga Gómez, representante legal del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), deja este partido para sumarse al FSLN. A Ortega le entregó la credencial del Consejo Supremo Electoral como constancia de su deserción del partido del sombrerito.