Política

Internacional Liberal reza para que no gane Ortega

* Sin embargo, dice que sus palabras no son injerencistas

William Briones

Werner Hoyer, Vicepresidente de la Internacional Liberal (IL), comentó que sería “una tragedia para Nicaragua” que el Frente Sandinista gane las elecciones el próximo cinco de noviembre, aunque según él, corresponde a los nicaragüenses determinar su futuro gobierno.
“No es mi función influenciar la decisión del pueblo nicaragüense, pero soy consciente cómo ha sufrido el pueblo de Nicaragua en años atrás. Dos tercios de la población de Nicaragua no está consciente de lo que pasó en esa época (en los años 80). Sería una tragedia regresar y retroceder hacia una época caracterizada por estos sufrimientos”, insistió.
Consideró absurdo que un partido con raíces liberales, el PLC, “contribuya a que gane el FSLN”, comentó.
No obstante, rechazó que sus comentarios sean injerencistas, y se distanció de similares señalamientos contra el embajador estadounidense Paul Trivelli. “Hay una gran diferencia, no hablo a nombre del gobierno alemán, sino de un partido político”, dijo.
Hoyer intervino ayer, durante una convención de mujeres líderes de México y Centroamérica al que asistieron las candidatas a diputadas, propietarias y suplentes, de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), organización a la que manifestó su respaldo.
Ven viable triunfo de Ortega
Dijo que “aparentemente” el FSLN solamente puede ganar en una primera vuelta, por lo que urgió a las organizaciones antisandinistas “a llegar a una segunda vuelta” para facilitar el triunfo de Eduardo Montealegre, aspirante presidencial de ALN.
Montealegre comentó que durante la gestión del FSLN se redujo la producción del país, y 16 años después el país recupera apenas los índices productivos que hasta entonces tenía Nicaragua.
“La alternativa que tenemos es que gane Daniel Ortega, y ya sabemos que eso significa retroceso, volver a cometer los errores de los que nos ha costado salir”, advirtió Montealegre.
El candidato celebró el respaldo del directivo de la IL, y desestimó el llamado de Arnoldo Alemán para la unificación de la derecha nicaragüense. “No puedo creer en la sinceridad de alguien que le entregó todo el poder a Daniel Ortega, que venga con lágrimas de cocodrilo a decir que quiere que nos unamos, cuando la fuente de la división ha sido él. El pueblo nicaragüense que no apoya a Daniel Ortega se va a unir, porque queremos avanzar”, comentó.