Política

Analistas desmenuzan programas de gobierno

* Coinciden en que los programas de gobierno de los candidatos presidenciales son inconsistentes y cortoplacistas * Advierten que cualquiera que gane los comicios “tendrá que negociar” para poder ejecutar su programa de gobierno

Inconsistentes, deficientes, cortoplacistas e incoherentes son algunos de los calificativos que utilizaron ayer cinco catedráticos universitarios al analizar los programas de gobierno de los partidos políticos participantes en la contienda electoral.
Los panelistas, doctores Cairo Manuel López, Humberto Avilés, Gerardo González, Fernando Malespín y Róger Guevara Mena, participaron en el Séptimo Foro Electoral promovido por EL NUEVO DIARIO, Canal 10, la Universidad Centroamericana (UCA) y la Cámara de Comercio de Nicaragua.
Los analistas “desmenuzaron”, desde el punto de vista académico, los programas que ejecutarán los candidatos presidenciales en caso de ganar los comicios del próximo cinco de noviembre, y coincidieron en que ninguno plantea solución a los problemas del país más allá de los cinco años que dure el respectivo gobierno, lo que es considerado por los panelistas como la mayor debilidad.
Los “pactos” serán necesarios
Otro de los aspectos coincidentes de los analistas es que cualquiera de los candidatos que asuma la Presidencia de la República deberá negociar necesariamente con las fuerzas políticas que queden en la oposición si pretende concretar su plan de gobierno una vez en el poder.
Al analizar el programa de gobierno de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), el catedrático Gerardo González dijo que resulta “altamente sospechoso” que cuatro partidos políticos estén hablando de no hacer alianzas en la Asamblea Nacional. “Me preocupa que eso sea un anuncio de que las alianzas van a ser afuera y a puerta cerrada”.
En el caso de ALN, agregó, da la impresión de que las alianzas ya se hicieron con antelación. “Basta con ver a los principales candidatos de sus listas para entender que la alianza está planteada de antemano. Todos provienen de fuerzas que ya están representadas en la Asamblea Nacional”, señaló.
González hizo una pregunta pública a ALN, “si no va a hacer alianzas públicas en la Asamblea Nacional, ¿las va a hacer afuera (de la Asamblea), a puerta cerrada y entre ella?”
En tanto, Fernando Malespín afirmó que si el Frente Sandinista (FSLN) gana las elecciones encontrará serios problemas para ejecutar su programa de gobierno, “porque va a tener una fuerza adversa, (ya que) los partidos derrotados formarán una alianza en permanente movilización”.
Lo positivo y lo negativo de los programas
Humberto Avilés analizó el programa del MRS
Entre los aspectos positivos del programa resaltó la forma en que está escrito, “es un mensaje fresco para la juventud; la mención recurrente de la juventud y la niñez en 10 páginas del documento; la concertación nacional en la educación y la experiencia económica del candidato presidencial Edmundo Jarquín”.
Lo negativo para Avilés sería “el maniqueísmo que atraviesa todo el programa, lo sucio contra lo limpio y la satanización del pacto, como si la política no se hiciera a base de pactos”.
Cairo Manuel López analizó
el programa del PLC
La fortaleza del PLC es su estructura y la experiencia de los gobiernos que ha ejercido y que ha compartido desde 1990. “Hay cierta coherencia histórica.
Los aspectos negativos son que muestra “rostros que ya cansan a la población; no entusiasman muchos de sus dirigentes; plantean una visión limitada de desarrollo económico y social del país, y en este sentido, los gobiernos que han ejecutado a partir de 1996 y 2001 en lugar de ser de un liberalismo social, han sido de un típico neoliberalismo”.
Róger Guevara Mena analizó el programa de Alternativa por el Cambio
Lo positivo de este “miniprograma” es que se destaca una agenda de política exterior; habla del desarrollo de la Costa Atlántica y propone un programa nacional de promoción de la inversión extranjera.
Sus aspectos negativos son que no se refiere en nada a aspectos de la mujer, no habla de la salud, de la reforma al Poder Judicial y es un partido que no tiene una procedencia clara, con un programa de gobierno incompleto porque no menciona a la juventud, por ejemplo, por lo que no reúne las expectativas de todos los sectores nacionales.
Fernando Malespín analizó el programa del FSLN
El programa del FSLN resalta la defensa de la soberanía nacional, condena la guerra de agresión contra Irak y el bloqueo contra Cuba. “Me parece positivo cuando hablan de que el que gana más debe pagar más, aunque no aclaran si hicieron un estudio del comportamiento económico del país, y me parece que está dirigido a los banqueros”.
Otro aspecto positivo es que el programa prioriza la salud y la educación, “y en eso el Frente Sandinista tiene buenos antecedentes”.
Entre lo negativo, considera que el programa de gobierno del Frente Sandinista (FSLN), más que de un partido de izquierda, parece de un partido conservador, “muy al estilo del siglo XIX”, cuya forma de escritura está matizada con pasajes católicos.
También critica que el FSLN plantea cabildos abiertos para fiscalizar el trabajo de sus funcionarios, pero el programa no contempla qué medidas van a tomar contra aquellos funcionarios que resulten reprobados por la población. Tampoco dicen de dónde van a sacar los recursos financieros para ejecutar lo que contempla el programa.
Hay un silencio sepulcral sobre la reforma institucional, “lo que me hace presumir que no la necesitan o que no la quieren”.