Política

AID ofrece disculpas por el IRI


Ary Pantoja

El representante de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID) en Nicaragua, Alex Dickie, ofreció disculpas ayer al presidente y vicepresidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas y Emmet Lang, respectivamente, por el “error” de las autoridades del Instituto Republicano Internacional (IRI) en el uso de documentos desfasados para capacitación de fiscales electorales de los partidos políticos.
Dickie, junto a Steven Hendrix, jefe de la Oficina de Iniciativas Democráticas, y a Dánika Walker, asesora para asuntos electorales, de la AID, se reunieron ayer con Rivas y Lang para conversar, entre otros temas, sobre la ayuda que este organismo del gobierno estadounidense ha brindado al CSE en materia electoral.
Sin embargo, fuentes extraoficiales confirmaron que la verdadera razón de la visita de los funcionarios norteamericanos fue para pedir disculpas a las máximas autoridades electorales.
Al salir de la reunión, Dickie restó importancia al problema diciendo que el IRI ya había sacado de circulación los documentos ilegales y que pronto pondrá en práctica los actuales manuales electorales en sus talleres de capacitación.
Steven Hendrix recordó al CSE los aportes económicos de la AID en materia electoral. Según Hendrix, en las pasadas elecciones municipales, la AID colaboró con unos dos millones de dólares, y para el actual proceso electoral, el organismo de cooperación estima casi tres millones de dólares para el CSE.
Valdez admite y Agostini se niega
a comparecer
En tanto, el ex representante del IRI en Nicaragua, Gilberto Valdez, admitió ante el director de Atención a Partidos Políticos del CSE, Julio Acuña, el uso de los manuales desfasados para fiscales; además de una Ley Electoral desactualizada, en las capacitaciones de fiscales de los partidos políticos participantes en la contienda electoral de 2006.
No obstante, los representantes del IRI, Joseph Agostini y Shawn Sullivan, no comparecieron a la cita que les hizo el CSE para que explicaran el uso de los manuales desfasados, según informó Acuña.