Política

Rivas no perdona y Trivelli apela

* Representantes del Centro Carter rechazan injerencia extranjera “venga de donde venga” * Fiscal Electoral Blanca Salgado toma declaración en calidad de ofendido a Julio Acuña, en representación del CSE

Ary Pantoja

La tercia entre el Consejo Supremo Electoral y el Instituto Republicano Internacional (IRI) se mantuvo ayer cuando el presidente del CSE, Roberto Rivas, rechazó la petición de perdón que le hizo el presidente de ese instituto, Lorne Craner, por el uso de manuales desfasados en seminarios de capacitación a fiscales y representantes de los partidos, mientras el embajador Trivelli dijo preocuparle que “haya casi un esfuerzo para desacreditar a una institución capaz y legítima. En realidad, lo mejor que deben hacer es enfocarse un poquito en el reglamento que acaba de salir”, comentó.
Mediante un comunicado, el representante del IRI, el señor Craner, “lamenta profundamente cualquier problema causado por el Manual de Fiscales y ruega al Consejo Supremo Electoral perdone al Instituto por este error”.
Rivas respondió que el perdón al IRI está fuera de sus manos, por cuanto el caso está bajo investigación en la Fiscalía Específica Electoral. “Esto es algo que está ya totalmente fuera del ámbito nuestro. Tengo un mandato del CSE de que (el caso) se pusiera en conocimiento de la Fiscalía Electoral”, expresó.
Rivas negó también que exista la intención del CSE de pedir la expulsión del IRI, aunque reiteró que durante ocho semanas trataron de convencer a los representantes del organismo norteamericano de que retirara los documentos de circulación y no lo hicieron.
No queremos meter más bulla al asunto
Rivas dijo no querer “meterle más bulla al asunto y al proceso electoral”, pero reiteró que no existe la posibilidad de un arreglo con el IRI, a no ser esperar los resultados de la investigación de la Fiscalía Electoral. Agregó que una vez que tengan los resultados de la investigación, el CSE emitirá la correspondiente resolución.
Centro Carter: “No a la injerencia”
Rivas sostuvo ayer un encuentro con el jefe de la Misión de Observadores del Centro Carter, Jaime Aparicio, quien dijo no tener comentarios respecto de la situación del IRI.
Sin embargo, Aparicio reiteró la posición del ex presidente de Estados Unidos James Carter, en el sentido de “rechazar la injerencia extranjera en los asuntos políticos internos de Nicaragua, venga de donde venga”.