Política

“Estados Unidos corrompe elecciones”

* Según el director ejecutivo del Cenidh, el gobierno de Estados Unidos y empresa privada alientan a los nicaragüenses a votar a favor de determinado candidato

Ary Pantoja

El director ejecutivo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Bayardo Izabá, acusó al gobierno de Estados Unidos de ser, junto a los empresarios privados y sectores religiosos de Nicaragua, “agente de corrupción electoral”.
“Desde 1990 hasta la fecha hemos visto cómo el gobierno de Estados Unidos, aliado con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y sectores religiosos nicaragüenses, ha venido convirtiéndose en el peor agente de corrupción electoral en nuestro país”, señaló Izabá.
Dijo que es tiempo de parar esta situación. “No tienen ningún derecho los empresarios, por ejemplo, de decir que si sus trabajadores votan en tal o cual sentido, se van a ir o van a cerrar la empresa; y el Cosep siempre termina apoyando a un candidato. Por un lado (el Cosep) invita a debates públicos a todos los candidatos, y por otro, inclina su balanza a favor de uno”, expresó.
Pese a las críticas hacia los empresarios, Izabá reconoció que en el actual proceso electoral, el Cosep “ha estado menos activo políticamente hablando, y ojalá siga así”.
Cenidh dice “no al chantaje electoral”
Izabá llamó al embajador de Estados Unidos, Paul Trivelli, a “dejar de preocuparse por un posible triunfo del Frente Sandinista y su candidato presidencial, Daniel Ortega”.
Hizo un llamado a organismos, empresarios, sectores religiosos y civiles, además de organismos nacionales y extranjeros, a no ejercer un “chantaje electoral” incitando a la población a votar a favor de determinado candidato presidencial.
“La gente debe votar de acuerdo a su íntima convicción, con conciencia y no que vote bajo la amenaza y el chantaje de ningún agente de corrupción electoral”, señaló.
Según Izabá, las organizaciones deben contribuir al éxito del proceso electoral, pero de manera cívica. “Ninguna organización nacional o extranjera debe empezar desde ahora a querer deslegitimar el proceso electoral. Hasta el momento, el Cenidh no tiene evidencias claras de que se esté montando un fraude electoral, lo que hemos escuchado son declaraciones de líderes políticos propias de los procesos electorales”, explicó.
Villavicencio emplaza a Trivelli
Por su parte, el magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE) José Luis Villavicencio, emplazó al embajador Trivelli a apartarse del proceso electoral nicaragüense, y le recordó que la única autoridad electoral en el país es el CSE.
“Embajador Trivelli apártese del proceso electoral, usted no es ninguna autoridad electoral, como tampoco lo son los señores del Instituto Republicano Internacional (IRI). Quien dirige y organiza el proceso electoral es el Consejo Supremo Electoral”, reiteró.
Villavicencio instó a la Fiscalía Electoral a profundizar la investigación en contra el IRI por el uso que dio este organismo a documentos presuntamente falsificados de acuerdo a la denuncia que interpuso el CSE.
Villavicencio considera que la Cancillería debería actuar de oficio y hacerle un llamado de atención a Trivelli.

Trivelli: “Yo no veo injerencismo”

Esteban Solís
El embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli, negó anoche categóricamente que su país esté interviniendo de forma directa en los asuntos internos de los nicaragüenses, y específicamente en el proceso electoral, tras recordar que de lo que se trata es de apoyar junto a otros donantes, una elección justa, transparente e inclusiva.
En declaraciones exclusivas a EL NUEVO DIARIO, el diplomático norteamericano manifestó que su gobierno se ha dedicado a apoyar la democracia, que se dé un proceso electoral limpio y con ese objetivo, se han desarrollado programas de educación cívica, entrenamiento de fiscales y cooperación para el proceso de cedulación.
“Yo no veo esto como injerencismo, yo lo veo como un apoyo de una democracia al sistema democrático de un país amigo”, enfatizó el embajador, quien intentó dejar claro que su gobierno no le ha dado el beneplácito a ningún candidato.
Trivelli lamentó las declaraciones del magistrado del Poder Electoral José Luis Villavicencio, quien pidió al embajador que deje de entrometerse en los asuntos internos de los nicaragüenses.
Dijo que tampoco estaban presionando al señor Norlan Moncada, como lo denunció el PLC.