Política

“Proyecto Delfín” mete más ruido a las elecciones

* Magistrado Villavicencio dice que podría tratarse de un delito electoral

Ary Pantoja

El presidente del autodenominado “Proyecto Delfín”, Rafael Ramos, solicitó ayer al Consejo Supremo Electoral (CSE) que permita a los votantes adjuntar a la boleta electoral una volante en la que se llama a los diputados a reducir sus megasalarios e incluye frases contra la corrupción y el pacto libero-sandinista.
Mediante una carta fechada ayer cinco de septiembre, Ramos pidió al presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas, permitir al elector adjuntar a su voto la famosa volante en la que el ciudadano podría incluir peticiones y críticas manuscritas al momento de emitir su voto.
Consultado al respecto, el magistrado electoral José Luis Villavicencio dijo que si Ramos está llamando a la gente a adjuntar este documento a la boleta podría estar incurriendo en un delito electoral, conforme a los artículos 173 y 174 de la Ley Electoral vigente.
Delito electoral
Según Villavicencio, en la urna no se puede depositar otra cosa que no sea la boleta marcada en la casilla del partido político de preferencia del elector. “Si este señor Ramos está llamando a que los ciudadanos adjunten otro documento, podría estar incurriendo en delito electoral”, insistió Villavicencio.
El magistrado electoral no descartó que, incluso, con este llamado, Ramos podría incitar al abstencionismo, “lo que también constituye un delito electoral de acuerdo al artículo 174 de la Ley Electoral”.
Villavicencio dijo desconocer la carta de solicitud, pese a que Ramos envió copia a todos los magistrados del Poder Electoral. En todo caso, Villavicencio dijo que el CSE no puede aprobar tal petición, so pena de violar la Ley Electoral.