Política

No hay desertores MRS en Masaya

* Directivos masayas de la alianza visitan EL NUEVO DIARIO

Sergio Aguirre

Las estructuras del Movimiento Renovador Sandinista de Masaya están intactas, aseguró ayer José Guillermo Flores Orozco, quien junto a otros directivos departamentales de esa alianza visitó EL NUEVO DIARIO para aclarar que lo ocurrido el fin de semana en esa ciudad “fue un show propagandístico de Daniel Ortega”.
Flores Orozco corroboró que estas personas que se hicieron pasar como disidentes del Movimiento nunca han pertenecido a las estructuras, mucho menos como directivos.
“Esto de hacer creer que miembros de nuestras filas se pasan al FSLN ya lo habían montado en 1996, cuando dos personas llamadas Bayardo Obregón y Sebastián Escobar hicieron un show propagandístico igual, ahora lo vuelven a repetir y a nuestro parecer es lamentable que hayan personas que se presten para este juego”, apuntó.
Flores Orozco afirmó que Leonel Flores, quien se hizo pasar como uno de los “disidentes” del MRS, es actualmente el tercer candidato a diputado propietario por el FSLN, además todos ellos laboran para el titular de la Alcaldía de Masaya y jefe de campaña del partido rojinegro en ese departamento, Orlando Noguera.
Ya lo han hecho en el pasado
Por su parte, el presidente MRS en Nindirí, Alejandro Dávila Rueda, dijo que no se trata de descalificar porque cada cual se descalifica solo, tampoco de criticar su preferencia política, “lo recriminamos como también lo hicieron con este partido en años anteriores”,
Por su parte, el candidato presidencial del MRS, Edmundo Jarquín, calificó como “una maniobra” la supuesta deserción de miembros de esa coalición política hacia el FSLN, puesto que ninguna de esas personas perteneció o estuvo inscrita en las filas del Movimiento en ese departamento.
“Nada de eso es cierto, simplemente se trata de una maniobra de propaganda a la cual le damos la bienvenida porque eso significa que la estrategia de ignorarnos como fuerza, promovida por Daniel Ortega, llegó a su fin, no nos pueden seguir ignorando porque somos una realidad.