Política

RIvas denuncia fabricación de boletas falsas

* “Pretenden reeditar desórdenes de elecciones de 1996 para deslegitimar proceso electoral”, asegura presidente del Poder Electoral

Ary Pantoja

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, denunció ayer que un grupo de personas pretende fabricar boletas falsas con el fin de “reeditar los desórdenes de las elecciones de 1996”, cuando aparecieron cientos de boletas y urnas en los cauces y calles de Managua que provocaron las críticas al entonces Poder Electoral.
Según Rivas, la idea es deslegitimar los resultados de los comicios generales del próximo cinco de noviembre. Una vez más, Rivas se abstuvo de dar los nombres de las supuestas personas y tampoco identificó a grupo cívico o político alguno que estaría detrás de la presunta fabricación de boletas falsas.
“Hemos tenido informes de que hay algunos sectores interesados en generar desórdenes el cinco de noviembre y tratar de tirar boletas en los cauces, tratando de reeditar lo que se dio en 1996, nada más que ahora con boletas falsas, no con boletas verdaderas”, señaló Rivas.
El presidente del CSE aseguró que esta situación ya fue informada a la Policía Nacional con el fin de realizar las investigaciones del caso; sin embargo, Rivas insistió en omitir los nombres de las personas o grupos cívicos o políticos que estarían involucrados.
IRI en irregularidades
Por otra parte, el CSE denunció también ante la Fiscalía Específica Electoral el uso de un falso manual de capacitación para fiscales por parte del Instituto Republicano Internacional (IRI).
Con fecha del 24 de agosto, el secretario de actuaciones del CSE, Roberto Evertz, envió una carta a la fiscal electoral, Blanca Salgado en el que le informa sobre el uso que el IRI le está dando a un manual para fiscales electorales emitido por el Poder Electoral en el año 2004 durante las elecciones municipales.
Los magistrados electorales José Luis Villavicencio y Luis Benavides Romero coincidieron en que el documento que está utilizando el IRI para capacitar a fiscales de diferentes partidos políticos, entre ellos, la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), no sólo es de 2004, sino que además fue alterado a propósito.
Pese a que los documentos utilizados por el IRI cuentan con el logotipo del CSE, el presidente de este Poder del Estado, Roberto Rivas, aseguró que no han autorizado tal cosa.
Con fecha del 29 de agosto, Rivas envió una carta al representante del IRI en Nicaragua, Joseph Agostini, en la que le informa del uso indebido del manual de fiscales. En la misiva, Rivas le informa sobre las irregularidades que presenta el documento que tienen en uso para la capacitación de fiscales.
Rivas reiteró que esto podría constituir un delito electoral, aunque insistió en identificar a quienes estarían involucrados en el caso.