Política

Montealegre “le canta cero” a Rizo

* ALN señala al PLC de dividir el voto, porque no pasa del 12% * “Tenemos 800 mil votos sólidos”, le recuerda el aspirante a la Vicepresidencia

El candidato presidencial de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre, reiteró que su coalición es la única opción para ganar las elecciones del cinco de noviembre, y por lo tanto, es su homólogo del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), José Rizo, quien debe adherírsele en esta contienda.
De esta manera respondió Montealegre a la propuesta de Rizo para que ambas fuerzas se junten para evitar un posible triunfo electoral del Frente Sandinista (FSLN). Para ambas organizaciones de la derecha, el dilema es quién se adhiere a quién.
“Yo no ando con rodeos ni hablando entre palabras, por eso vuelvo a llamar a José Rizo y a José Antonio Alvarado, que no dividan el voto, nosotros tenemos más del 26% en las encuestas y ellos sólo tienen 12%”, sentenció el aspirante de ALN.
Dijo que quienes dividen el voto son los que se encuentran abajo en las encuestas. “En esta nueva opción podemos albergar a todos esos que no se sienten cómodos ni con Daniel Ortega ni con Arnoldo Alemán. Decían que no teníamos organización, y ya vieron que sí la tenemos, además de simpatía y una gran unidad de fuerzas, que no está dispuesta a irse de nuevo a El Chile”.
“No se trata de quién dice o hace las promesas más bonitas, sino de quién tiene la capacidad para ejecutar el cambio que el país necesita, y ese cambio lo vamos a hacer nosotros, afirmó Montealegre, quien visitó Matagalpa en compañía de su compañero de fórmula, Fabricio Cajina.
Alvarado: “Estamos firmes”
El candidato a la Vicepresidencia por el PLC, José Antonio Alvarado, considera infantil de parte de Montealegre invitar a la fórmula del PLC que abandone a Arnoldo Alemán.
“Nosotros tenemos entre 700 mil y 800 mil votos sólidos que van en la casilla del PLC. A eso apuestan los liberales, y vamos a ampliar esas bases”, comentó.
El aspirante del PLC no descartó que la sorpresa anunciada para los próximos días, por el embajador estadounidense Paul Trivelli, sea la renuncia de Montealegre. “El único que entiende de sorpresas, cuando habla el embajador Trivelli, es Eduardo Montealegre, porque el mayor patrocinador de Montealegre es precisamente el diplomático estadounidense”, aseguró Alvarado.
Insistió en que el diplomático “no puede contar con nosotros (Rizo y Alvarado) para una renuncia. Estamos firmes con esos centenares de miles de personas que quieren un cambio”, indicó.