Política

Diputado por deber y vergüenza

* Combatir los desmanes de muchos políticos es “no quedarnos en nuestra casa, viendo el partido de fútbol”

William Briones

¿Por qué un profesional nicaragüense, empleado de un organismo internacional, aspira ser electo diputado? Enrique Sáenz, tercer candidato por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) en la lista de Managua, argumenta que su postulación responde a un sentimiento de responsabilidad y vergüenza.
“Es una cuestión de deber. He tenido la oportunidad de cultivarme profesionalmente, y siento responsabilidad con quienes no han tenido esa oportunidad. Es un deber de mis capacidades contribuir para que otra persona también tenga esa posibilidad. En segundo lugar por vergüenza”, explicó.
Y es que de acuerdo a todas las encuestas, el trabajo de los actuales legisladores es deficiente. La mayoría de los ciudadanos tiene la visión de que éstos son holgazanes y oportunistas, que buscan su bienestar, megasalarios e inmunidad, entre otros beneficios personales.
La indignación
“Cuando oigo y veo a esta clase política, que conduce los destinos del país, que toma las decisiones que marcan el futuro del país y observo sus embustes, engaños, manipulaciones y aprovechamiento de la ingenuidad de grandes segmentos de la población, con sus discursos y acciones que nos mantienen en el abismo político, me provoca indignación”, añadió.
De acuerdo a la lista publicada por el Consejo Supremo Electoral (CSE), un total de mil cien ciudadanos aspiran ser electos diputados, propietarios y suplentes, nacionales, departamentales, por la Costa Caribe y ante el Parlamento Centroamericano, Parlacen.
“En mi caso, estoy abandonando un empleo estable, con un contrato indefinido, en un organismo internacional, bien remunerado. De hecho, voy a ganar menos en la Asamblea (Nacional). Generalmente los políticos dicen hacerlo por amor a Nicaragua, pero hay que ver a qué renuncia uno. Hay cantidad de políticos viviendo en mansiones y ya sabemos lo que hacían antes”, comentó.
Combatir desmanes
Según Sáenz, lo ideal para combatir los desmanes de muchos políticos es “no quedarnos en nuestra casa, viendo el partido de fútbol. A veces uno tiene la tentación, desde una perspectiva egoísta, de que si no me meto, no me va a pasar nada, pero no es cierto, porque cuando alguien te asalta en la calle o asaltan a tu hijo, es una consecuencia de las políticas de estos irresponsables (los diputados)”, dijo.
Sáenz rechazó que él y otros profesionales como Ricardo Zambrana, William Téfel y Manuel Ignacio Lacayo, que se postulan a diputados por el MRS, busquen esos beneficios que tanto critican. “Nuestro planteamiento no es para sustituirlos, sino para desmontar los megasalarios y la impunidad”, aseguró.