Política

Edén Pastora presenta programa de gobierno

* Acusó al presidente Bolaños por no atacar la corrupción en su propio gobierno

Esteban Solís

El candidato a la Presidencia de Alternativa por el Cambio (AC), Edén Pastora, se lanzó ayer contra sus competidores, a quienes llamó “políticos asquerosos que representan más de lo mismo”, y fustigó al mandatario Enrique Bolaños, de quien dijo que solamente ataca la corrupción de un lado, pero no combate la de su propio gobierno.
Pastora dijo que la corrupción se instauró desde el gobierno de Violeta Chamorro con la famosa caja negra que manejaba el ministro de la Presidencia Antonio Lacayo, que dio paso a los megasalarios, y los famosos acuerdos de transición sentaron las bases del pacto, mientras que la promulgación de la ley 209 legalizó la piñata sandinista.
El ex guerrillero, que ayer presentó su programa de gobierno que hace énfasis en la producción, la niñez y la adolescencia, denunció que en el 98 el pacto llega a su máxima expresión, cuyo trasfondo es la consolidación de los capitales de los grupos liberales, conservadores y sandinistas.
Lo que no dicen otros
“Esto no lo dice el MRS, solamente que Daniel Ortega siempre quiere ser presidente y condena el pacto, pero no dice los fundamentos del mismo”, remarcó Pastora, para quien la expresión jurídico-política de esos pactos esconde los intereses económicos de estos grupos.
Según el candidato de AC la pugna política en esta contienda electoral no es otra cosa que la pugna de los capitales criollos, liberales, conservadores y sandinistas. “Los únicos que ponemos la nota discordante de estos seudopolíticos, de estos seudorrevolucionarios somos nosotros”, dijo Pastora.
En ese contexto indicó que por eso AC aparece en el último lugar de las encuestas, porque “les duele la existencia de Alternativa por el Cambio”. Pastora prometió una reingeniería del Estado, reduciéndolo considerablemente para ahorrarle millones de dólares a los nicaragüenses.
Añadió que el FSLN, el PLC y el MRS llevan como fórmulas presidenciales a los más connotados capitalistas, mientras que ALN lleva hasta en su planilla de candidatos a diputados a los representantes de las elites económicas de todo el país.
Dijo que si los nicaragüenses votan el cinco de noviembre por los mismos, les espera otros cinco años bien “jodidos”.