Política

Nueve millones siguen varados

* Diputados FSLN y PLC mandan iniciativa a comisión * Gobierno llega a defender desembolso * Bancada sandinista en contra de aval financiero a Fenosa

Consuelo Sandoval

Un intento fallido de los representantes de los usuarios de la energía por tomarse las instalaciones del Parlamento sirvió de pretexto para que su presidente, René Núñez, suspendiera abruptamente la sesión extraordinaria convocada para aprobar la iniciativa de ley para otorgar 9 millones de dólares a la transnacional de la energía Unión Fenosa.
Núñez remitió la iniciativa del presidente Enrique Bolaños a la Comisión Económica para que en un plazo de ocho días emita su dictamen, luego suspendió la sesión plenaria e inmediatamente convocó a los diputados a una nueva jornada extraordinaria para el próximo seis de septiembre.
Desde tempranas horas de la mañana de ayer convergieron en el hemiciclo parlamentario diputados, delegados de los defensores de los consumidores, representantes de Unión Fenosa, de las generadoras de energía, el presidente del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, y el ministro de Hacienda Mario Flores.
La interrumpida sesión estuvo caracterizada por las recriminaciones de los delegados de los usuarios y los diputados contra los representantes de Unión Fenosa, quienes tuvieron que soportar insultos, agresiones verbales y presiones para que abandonen el país, ante el pésimo servicio que ofrecen y que ha generado constantes apagones, y éstos a su vez han provocado sensibles pérdidas a los nicaragüenses.
¿Velada defensa gubernamental a Fenosa?
El ministro Mario Flores hizo una defensa férrea de la compañía española, y negó que los nueve millones de dólares que se emitirían en letras del Tesoro constituyan un subsidio para Fenosa, porque servirían como respaldo para que solicite un préstamo ante la banca nacional.
Destacó que la situación de iliquidez en el sistema energético obedece al rezago que han provocado las indiscriminadas alzas del precio internacional del petróleo y los mínimos aumentos que ha experimentado la tarifa.
“El aumento de los precios del petróleo tiene que verse reflejado en la tarifa de energía en Nicaragua y en la generación de energía, que alrededor de un 70 por ciento es producida por plantas que consumen derivados del petróleo, y por tanto deben de reflejar el precio internacional de este producto, y además de eso, no lo recogen porque hay un subsidio para los consumidores que consumen menos de 150 kilovatios al mes”, explicó Flores.
Piden interpelación de Bolaños
El diputado liberal Maximino Rodríguez demandó la interpelación del presidente Enrique Bolaños para que explique los términos del contrato de la concesión con Fenosa.
“La Asamblea no puede ser cómplice del saqueo de Unión Fenosa. No perdamos el tiempo tratando de ayudarle a una empresa que le ha robado al pueblo de Nicaragua, cuando cobra una gran cantidad en energía pública y no existe un solo faro en los barrios, eso es un robo al pueblo de Nicaragua”, demandó Rodríguez.
La bancada sandinista rechazó el anteproyecto de ley mientras que los liberales proponen que el monto sea entregado a la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, y no a Unión Fenosa.
En tanto, David Castillo reiteró su posición para que los nueve millones de dólares sean asignados a ENEL, para que en su calidad de generadora estatal garantice su combustible mediante importaciones en el mercado regional, y además consideró que con los ajustes tarifarios que ha autorizado debería haber cierta estabilidad en el servicio energético.
¿Confabulación Fenosa-Gobierno?
La presidenta de la Red de Defensa de los Consumidores, Ruth Selma Herrera, quien denunció que la suspensión de la sesión constituyó un acto sospechoso de muchos diputados y del Gobierno a Unión Fenosa, empresa que según dijo, estafa al Estado con el subsidio a los usuarios que consumen menos de 150 kilovatios hora de energía.
Catalogó como una “burla” el subsidio que supuestamente perciben 450 mil usuarios, de los cuales, dijo, el 70 recibe 34 centavos de córdobas por día, y otros 40 mil obtienen cinco centavos de córdoba.

Bolaños: ”Ojalá siga lloviendo”
Vladimir López -El presidente Enrique Bolaños criticó a los que protestan contra los racionamientos del servicio de energía eléctrica “porque en vez de ayudar a ser parte de la solución, más bien se tornan en otro problema pidiendo la expulsión de Unión Fenosa”, y dijo que “ojalá y siga lloviendo” para poder seguir sacando generación de Apanás.
La reacción del presidente Bolaños se conoció durante la conmemoración del 27 aniversario de fundación del Cuerpo Médico Militar, luego que la Asamblea Nacional envió a comisión la solicitud del Ejecutivo de conceder nueve millones de dólares a Unión Fenosa en letras de cambio del Tesoro.
Evidentemente contrariado, Bolaños llamó a los distintos sectores de la sociedad nicaragüense, entre ellos al periodismo nacional, “para que seamos más bien parte de la solución”.
El presidente Bolaños reiteró que la solución al problema energético de Nicaragua es instalar más generación. “Si nosotros tuviéramos 150 megavatios ó 200 megavatios, cuando se para una planta de 50 megavatios y hay que repararla o darle mantenimiento, no tendríamos faltante, pero como ahora ha crecido mucho la demanda, hay que instalar más”.