Política

Candidatos soslayan a discapacitados

* Estiman que en Nicaragua existe medio millón de personas con capacidades diferentes

Melvin Martínez

Representantes de la Federación de la Coordinadora Nicaragüense de Organismos por la Rehabilitación e Integración, Feconori, solicitaron al Gobierno Central y a los candidatos a ocupar la silla presidencial la asignación de un mayor presupuesto para ejecutar proyectos en beneficio de medio millón de personas con capacidades diferentes en el país.
El secretario de Organización de Feconori, Juan Alonso Gaitán, afirmó que ninguno de los candidatos incluye en sus programas de gobierno beneficios para los discapacitados.
“No existe un presupuesto del Gobierno para que el Consejo Nacional de Rehabilitación (Conare) funcione como la ley manda. De eso los candidatos deben preocuparse, deben hacer cumplir la ley, ya que el Gobierno saliente no lo ha hecho”, indicó Gaitán.
El Consejo Nacional de Rehabilitación y otras organizaciones reunidas en Feconori anunciaron que en el marco de la celebración del “Día Nacional de las personas con discapacidad”, a celebrarse este viernes, realizarán una marcha que saldrá de la Rotonda Rubén Darío hacia la Rotonda del Periodista.
Ojo candidatos: 250 mil votos
De acuerdo con estimaciones de Feconori, de medio millón de discapacitados al menos la mitad de éstos cuenta con su cédula de identidad, sin embargo, su principal limitante para no ejercer su derecho al voto, contradictoriamente, son las mismas Juntas Receptoras de Voto, JRV.
“La limitante para votar no es la cédula, sino el lugar donde están ubicadas las JRV. El Consejo Electoral debe crear condiciones para que todos podamos ejercer nuestro derecho a votar. No podemos votar en secreto por el candidato de nuestra preferencia por las limitantes que existen en las JRV”, sostuvo.
Se estima que en Nicaragua existe medio millón de personas con discapacidad; aptas para votar existen unas 200 mil personas. De esas 200 mil apenas un cinco por ciento puede votar por las dificultadas para acceder a las JRV.
Los discapacitados piden a los diputados que ratifiquen la convención internacional de los derechos humanos de personas con discapacidad.
Entre otras dificultades, en las JRV tienen problemas con la iluminación, falta de demarcación de las boletas, falta de amanuenses y falta de acceso para los votantes en sillas de ruedas.