Política

Ortega: “Observadores interfieren”

* Llama a la observación de la OEA a actuar con autonomía

Consuelo Sandoval

El candidato presidencial por el Frente Sandinista, Daniel Ortega, reiteró ayer su desconfianza hacia los observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA), por la interferencia que estarían ejerciendo en el proceso electoral, y estimó que su presencia debería soslayarse en nuestro país.
Al término de un encuentro con el cardenal Miguel Obando, Ortega fustigó a la Misión de la OEA por el informe del desarrollo electoral que presentó en Washington a petición del Gobierno de Nicaragua, aunque reconoció que en el contenido segundo análisis expuesto ayer ante las autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE), varió radicalmente en su posición.
“Y es que Nicaragua debería librarse de esta observación porque realmente es humillante. La OEA debería estar --ahorita-- en México porque acaba de pasar una elección y no ha dicho esta boca es mía, ni corre a ver qué está pasando allá, si hubo o no fraude, y mientras tanto el país está paralizado... en cambio en Nicaragua, como ven que el pueblo nicaragüense va a lograr una victoria con esta gran unidad, entonces quieren utilizar a la OEA, por lo tanto, nosotros los nicaragüenses no podemos confiar en observadores”, cuestionó.
Severa crítica a los de los 800 mil
Ortega exhortó a los representantes de la Misión de Observación de la OEA acreditada en Nicaragua a que actúen con independencia y autonomía, a fin de evitar formar parte de una campaña de desprestigio que se ha orquestado en contra del CSE.
En ese sentido, Ortega criticó a los organismos civiles que conjuntamente con personeros del Gobierno del presidente Enrique Bolaños denunciaron que supuestamente existían 800 mil nicaragüenses sin cedular.
“Ha quedado claro esa grita que había de quienes reciben plata para estar haciendo este tipo de campaña sobre la cedulación, inventaron que hay 800 mil nicaragüenses no cedulados, empezaron a repetirlo e invirtieron en campos pagados... Y no aparecieron (los 800 mil), simplemente fue una invención, es una campaña sistemática de tratar de deslegitimar y descalificar estas elecciones porque saben que el que va a ganar es esta gran unidad del Frente Sandinista”, dijo.