Política

“Nos buscan para utilizarnos”


Su principal logro después de terminada la guerra es la libertad, valora. “En comparación con aquel tiempo, ahora vivimos en la gloria. Los americanos nos ayudaron, aunque después de 1990 no ha habido apoyo; las donaciones se las dan al gobierno y éste no se acuerda de nosotros. A los últimos gobiernos no tenemos nada que agradecerles”, sostiene.
¿Ustedes esperaban algo distinto?
Nunca pensamos que la guerra iba a terminar así. Yo pensé entrar a Managua con una M-60 y con los pelos parados viendo a los enemigos.
¿Se siente utilizado por los gringos?
Pues no, porque yo siempre soñé con esta libertad. Gracias a Dios volví con vida.
¿Ahora ustedes son muy buscados por los partidos políticos?
Nos buscan para utilizarnos, nos usan como escalera para trepar.
Si usted se decidiera por una de las cinco opciones políticas, ¿por cuál se inclinaría?
Yo he estado apoyando a Salvador Talavera, porque no puedo apoyar al Frente Sandinista así por así, después de haber peleado contra ellos.
Si apoya a Talavera, ¿es porque le gusta el candidato?
Sí, yo lo he visto que es bueno, me parece.
¿Montealegre resolvería los problemas de los campesinos?
Los problemas de los campesinos no los va a resolver ni Montealegre ni ningún partido. El problema de la Resistencia no lo va a resolver ningún partido mientras Estados Unidos siga manejando las cosas.
Entonces, ¿los políticos son malos?
No, son buenos políticos, porque el que no le hace caso a Estados Unidos está jodido.
¿Cuáles son los problemas del campesinado?
La pobreza. Si no hay dinero, no se resuelven los problemas. Mientras los Estados Unidos no quieran que este problema se resuelva no hay nada. El campesinado siempre es engañado, los llevan a votar con promesas, pero no les dan nada.
¿Usted cree en las ofertas de un banco de fomento que hacen casi todos los candidatos?
Yo no vuelvo a trabajar con el banco, le tengo miedo porque me quita la tierra. El préstamo me lo hace fácilmente, pero cuando los intereses se elevan y suman, no nos queda más que entregar todo y de tener bienes, a ser mozo de nuevo.
¿Usted cree que sería igual a los años ochenta si gana Daniel Ortega?
Sería un poco parecido. Él no tendrá ayuda internacional; si no le dan a estos partidos que son liberales de derecha, menos que le vayan a dar al de izquierda.
¿Los campesinos seguirán montándose en los camiones para ir a las plazas?
Eso no ha cambiado.
Pero antes había solamente dos partidos, ahora hay cinco opciones.
Claro, ahora es puro negocio, cada quien se junta para negociar con el más grande y ahí están los “riales” y ocupando siempre al tonto.
¿Cómo votará el campesino con estas cinco opciones?
Está un poco enredado. Los partidos tratan de engañar a los campesinos, muchos se van a enredar.
Ahora hay dos banderas rojas, ¿cómo van a hacer los votantes del campo acostumbrados a solamente ver una?
Yo voy con Montealegre y de ahí no me mueve nadie.
¿Por qué Montealegre?
Es el hombre que está trabajando de lleno con los americanos.
¿No cree que los del PLC también tengan razón?
Yo creo que no tienen razón, hay dudas. Alemán está amarrado con Daniel Ortega, ahora Alemán es danielista.